Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

La falta de relaciones sociales cara a cara, factor de riesgo para la salud

Tanto para la salud mental como para la salud física de las personas.

Un grupo de investigadores aragoneses advierte de que la ausencia de relaciones sociales, y especialmente de la socialización cara a cara, constituye un factor de riesgo fundamental tanto para la salud mental como para la salud física de las personas.

Así lo ha puesto de manifiesto el doctor Pedro Marjuán, que lidera el grupo de Bioinformación del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) en la presentación de los resultados de su investigación "El sociotipo, un nuevo indicador sobre las redes sociales del individuo: aplicaciones en salud mental y calidad de vida".

En este sentido, este grupo de investigadores ha acuñado un nuevo término, el de "sociotipo", para referirse a "la naturaleza social, a cómo cada persona se establece o intenta establecerse dentro de la sociedad", ha explicado Marijuán.

El doctor ha subrayado que este sociotipo (¿cuánto hablas? ¿con quién hablas?) "está en crisis" en la actualidad y que tanto "los sistemas asistenciales como la clase política deben tener en cuenta la transición demográfica y hacer el cambio que se necesita para solucionar la soledad y, sobre todo, el aislamiento".

Desde este punto de vida, Marijuán ha afirmado que la depresión podría ser un problema social, ya que si las personas se quedan con un sociotipo en crisis, "su naturaleza social pasa a afectar a su sistema nervioso y a su sistema inmune".

Por todo ello, ha recalcado la importancia de establecer relaciones sociales cara a cara porque son estas "las que activan ciertas áreas cerebrales y dan una recompensa neuronal", algo que no sucede con las conversaciones a través de las redes sociales.

Desde el grupo de investigación han analizado la estructura de las relaciones sociales para establecer una medida de nivel de aquellas que se consideran saludables para una persona a través de un cuestionario (SOCQ) realizado por más de 1.000 participantes mayores de 18 años, disponible en la web: http://sociotipo.com/.

Según ha destacado Marijuán, lo interesante es que "el sociotipo varía notablemente a lo largo del curso de la vida y las circunstancias de las personas en función de su género y edad".

Los sectores de la población en los que se evidencia un mayor deterioro de ese sociotipo son los jóvenes, como resultado de la actual sociedad tecnológica, las personas mayores y los pacientes dermatológicos, ha explicado.

Por esta razón, ha añadido que los resultados de la investigación podrían ser útiles para orientar programas dirigidos a mejorar y fortalecer las relaciones sociales en deterioro de personas en riesgo por sus características demográficas (sin familia, sin trabajo, violencia doméstica, huérfanos o migrantes) o según la edad (niños, jóvenes y, especialmente, las personas mayores).

De momento, como fruto de esta investigación, se ha puesto en marcha la iniciativa "Nos Gusta Hablar" en el Centro de Convivencia de Mayores del barrio de Santa Isabel en Zaragoza para poner en valor que "la gente necesita un mínimo de conversación diaria y que si no la tiene, acaba afectándole", ha apuntado Marijuán.

Asimismo, el grupo de investigación espera que este proyecto forme parte de otras iniciativas que fomenten las relaciones sociales y sirvan de espacio para solucionar la soledad y el aislamiento que actualmente constituyen una "epidemia" en la sociedad

Etiquetas
Comentarios