Aragón
Suscríbete por 1€

Año y medio de cárcel por trocear la estatua de Bécquer de Trasmoz y venderla como chatarra

El ladrón deberá pagar además 35.000 euros al autor de la obra, cuando a él no le pagaron ni 500 por el bronce. El empresario que se lo compró ha sido condenado también a ocho meses de prisión.

Gregorio Alegría Pérez, el hombre que se llevó la estatua de bronce de Bécquer que guardaba el castillo de Trasmoz para trocearla y venderla como chatarra pagará su acción con año y medio de prisión. Así lo ha decidido la titular del Juzgado de lo Penal número 7 de Zaragoza, María Pilar Alguacil Arteta, quien impone además al acusado la obligación de abonar al autor de la obra el precio en que ha sido tasada: 35.000 euros. La sentencia, que la magistrada ha tardado casi seis meses en redactar, atribuye igualmente al acusado el hurto de otras piezas de bronce: una placa colocada a la entrada del cementerio de Trasmoz, así como una esfera y un libro que formaban parte de la escultura de María Moliner en Novallas.

La Fiscalía acusaba por estos mismos hechos a Rosario M. C., quien fue detenida por una patrulla de la Policía Foral de Navarra junto a Gregorio Alegría cuando trasladaban varios trozos de la estatua sustraída. Sin embargo, la magistrada entiende que no existen pruebas suficientes para condenar a esta por el hurto y venta del cobre. A quien sí considera autor de un delito de receptación es al chatarrero de Tudela que compró la estatua y el resto de piezas de bronce, Fernando Sesma Coloma, al que condena a ocho meses de cárcel.

Como mantenían el ministerio público y la acusación particular, a cargo del abogado Santiago Palazón, Gregorio Alegría se apoderó del busto del escritor –de 1,40 de altura y entre 200 y 300 kilos de peso– a una hora no determinada entre el 21 y el 22 de abril de 2014. El delito que atribuían al acusado era el de robo con fuerza, pero la juzgadora recuerda que tanto la estatua como el resto de elementos de bronce se hallaban al aire libre, en espacios no protegidos. De ahí que haya condenado finalmente por un delito de hurto.

Cobró 464€ y pagará 35.000€

Además de a una pena de cárcel, el acusado ha sido condenado a pagar este sonado hurto –agravado, por tratarse de un elemento de valor artístico– con 35.000 euros, cantidad en la que ha sido tasada la obra del escultor Luis Ginés Martínez Remírez. A esta suma habrá que añadir 1.140 euros más por el perjuicio económico causado al Ayuntamiento de Trasmoz. Nunca está justificada la comisión de un delito, pero es que al encausado –a quien asiste la letrada Carmen Sánchez– tampoco le ha salido rentable su acción en términos económicos. Porque las cuatro ventas que hizo al chatarrero tan solo le reportaron 464 euros y si ahora quiere intentar que le suspendan la pena deberá desembolsar toda la responsabilidad civil.

El consistorio trasmocero se personó como acusación particular para exigir que los 35.000 euros en que se cifró el valor de la estatua se pagasen al municipio, con intención de pedir después al artista que volviese a hacer el busto. Sin embargo, el escultor defendía que la obra era de su propiedad, puesto que nunca había sido donada, y reclamaba que la indemnización se la diesen a él. Al final, la magistrada ha entendido que es a Luis Ginés Martínez Remírez a quien asiste la razón. Por ello, será él quien reciba los 35.000 €.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión