Despliega el menú
Aragón

Cárcel para Igor el Ruso tras admitir el tiroteo de Albalate y el triple crimen de Andorra

Norbert Feher reconoció ayer ante la juez ser el autor de tres asesinatos y dos tentativas de homicidio. Ingresó anoche en la cárcel de Teruel, donde pasará los primeros días en un módulo de aislamiento.

El delincuente llegó sobre las 9.45 a los juzgados de Alcañiz fuertemente escoltado por la Guardia Civil.
El delincuente llegó sobre las 9.45 a los juzgados de Alcañiz fuertemente escoltado por la Guardia Civil.
Jorge Escudero

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz decretó ayer el ingreso en prisión provisional sin fianza de Norbert Feher después de que este confesara ser el autor del triple asesinato del pasado jueves en Andorra, en el que resultaron fallecidos los guardias civiles del puesto de Alcañiz Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, así como el vecino José Luis Iranzo. Igor el_Ruso, como también se conoce al exmilitar serbio, también admitió la autoría del tiroteo del 5 de diciembre en el que sufrieron heridas de gravedad dos vecinos de Albalate del Arzobispo, por lo que se le imputan otras dos tentativas de homicidio.

Según el auto de prisión, al que ha tenido acceso HERALDO, Feher fue detenido la madrugada del pasado viernes cerca de la carretera que comunica Mirambel y Cantavieja, donde sufrió un accidente con el vehículo que había robado a Iranzo para huir. La Guardia Civil localizó allí la pistola oficial que había sustraído a uno de los agentes asesinados, así como dos cargadores reglamentarios, un cinturón oficial con los grilletes, una defensa extensible y dos chalecos de la Benemérita. Esto hace pensar que el delincuente planeó usar todo este material para hacerse pasar por guardia civil. El Ruso se había llevado también la cartera del funcionario Víctor Romero con toda su documentación profesional y personal.

Traslado de Norbert Feher a Alcañiz

Descalzo para evitar su huida

Feher, de 36 años y experto en armas de fuego, llegó a los juzgados de Alcañiz sobre las 9.45. Lo hizo tras un viaje de 150 kilómetros desde Teruel en un vehículo especial para el traslado de detenidos –prácticamente un calabozo rodante– al que fue introducido descalzo y en manga corta a fin de evitar una hipotética huida durante el traslado por carretera.

Su entrada en el Palacio de Justicia de Alcañiz estuvo rodeada de unas medidas de seguridad excepcionales, con un gran despliegue de agentes equipados con armas automáticas. Feher fue puesto a disposición judicial una vez que compareció, ya calzado, por videoconferencia ante la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela por la orden internacional de detención que pesa sobre él al estar acusado de otros crímenes en Italia.

Después de casi ocho horas de interrogatorio en los que se mostró frío y sin asomo de arrepentimiento, salió de los juzgados con mirada desafiante mientras el público congregado en la calle le increpaba. Todos los medios nacionales se hicieron eco del paso de Norbert Feher por Alcañiz. Incluso la RAI (Radio Televisión Italiana) envió un dispositivo de nueve periodistas para cubrir la noticia, que conectaron en directo constantemente para el canal 24 horas y los informativos radiofónicos.

El grupo Mediaset en Italia también trasladó a un equipo de tres personas para informar sobre la declaración del presunto asesino. Durante todo el día, los agentes hicieron relevos tanto en el interior como en las inmediaciones de los juzgados.

Tras subir de nuevo al furgón policial, pasadas las 19.30 ingresaba en la cárcel de Teruel, donde permanecerá, debido a su peligrosidad y al menos durante los primeros días, en un módulo de aislamiento sin tener contacto con el resto de los presos.

Desde el centro penitenciario indicaron que Feher comerá en su celda –el resto lo hacen en el comedor– y que saldrá a un patio especial "lo mínimo e imprescindible", en el que no coincidirá con ningún otro interno. Las mismas fuentes aseguraron que tanto las instalaciones como los funcionarios están "perfectamente preparados" para asumir la tutela del sanguinario Norbert Feher.

Etiquetas
Comentarios