Aragón

Las pinturas rupestres del Bajo Aragón se dan a conocer en una ruta guiada

La componen cinco abrigos, catalogados como Bien de Interés Cultural, que han sido señalizados y que se pueden visitar con un guía autorizado.

Pinturas halladas en el refugio de Mas del Obispo
Las pinturas rupestres del Bajo Aragón se dan a conocer en una ruta guiada
Taller de Arqueología de Alcañiz

Tras una inversión de 6.000 euros, la comarca del Bajo Aragón ha creado una ruta para visitar los principales lugares de pinturas rupestres de la zona. La propuesta la componen cinco abrigos, catalogados como Bien de Interés Cultural.

Para darle forma a este proyecto, se han hecho accesibles estos enclaves y se han señalizado para favorecer la llegada de visitantes. El proyecto empezó a desarrollarse a principios de este año, a través de un convenio de colaboración con el Gobierno de Aragón cuyo ámbito de acción era la señalización, accesibilidad, mejoras de accesos, oficinas de turismo u otros elementos turísticos.

La ruta propuesta incluye abrigos descubiertos en las inmediaciones de Alcañiz, en 2016, y examinados por un grupo de arqueólogos. Entonces se inventariaron las evidencias humanas en soportes rupestres en tres abrigos nuevos en el Mas del Obispo, el Barranco del Muerto y el Corral de las Gascas.

Ahora, tras la firma del convenio de colaboración, la comarca del Bajo Aragón ha procedido a su señalización y puesta en valor. Entre otras labores, se han instalado flechas direccionales en los accesos y paneles informativos con textos en español e inglés que guiarán a los visitantes.

La ruta la completan otros dos abrigos descubiertos con anterioridad. Son el de Corrales de Poyuelo, situado en Torrecilla de Alcañiz y del que se tiene constancia desde 2014, y el conjunto de la Val del Charco del Agua Amarga.

Los abrigos solo pueden visitarse acompañados por un guía profesional y autorizado y las visitas se pueden gestionar a través de la oficina de Turismo de Alcañiz o del Ayuntamiento.

Quienes los visiten encontrarán, entre otras, la representación de un arquero de 70 centímetros, unas dimensiones más grandes de lo habitual, figuras de arte rupestre levantino o el primer panel de pinturas esquemáticas documentado en el Bajo Aragón.

Etiquetas
Comentarios