Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

Ocho películas para introducirse en el mundo de la empresa

Ocho películas para introducirse en el mundo de la empresa

Expertos de Kühnel Escuela de Negocios han hecho una selección de cintas que permiten sumergirse en el ambiente empresarial.

Ocho películas para introducirse en el mundo de la empresa
Ocho películas para introducirse en el mundo de la empresa

Por mucho que estén basadas en hechos reales, a menudo las películas tienen una buena ración de ficción. No obstante, también permiten empatizar con situaciones y acercarse a realidades desconocidas, emocionarse, aprender, reflexionar... 

El mundo de la empresa ha sido a menudo retratado desde diversos enfoques en la gran pantalla, con mayor o menor fidelidad a la realidad del día a día de un entorno de negocios. Siguiendo el recorrido de esta temática por la industria cinematográfica, expertos de Kühnel Escuela de Negocios han destacado estas diez películas como las imprescindibles para introducirse el mundo empresarial.

Los piratas de Silicon Valley

'Pirates of Silicon Valley', en la versión original, es una película de 1999 que expone la rivalidad entre Steve Jobs y Bill Gates, en otras palabras, entre Apple y Microsoft, cuando no se concebían los ‘smartphones’ como un complemento masivo que llevar en el bolsillo. Pese a ciertas licencias artísticas ficticias, es un buen ejemplo para emprendedores, creativos y jóvenes empresarios para adentrarse en el mundo de la negociación, la competitividad industrial y las relaciones empresariales.

La Red Social

¿De quién debería ser el mérito: de quien tiene una idea o de quien sabe desarrollarla? La Red Social es un film que aborda el despegue de Facebook y cómo el éxito afectó a la vida personal de Mark Zuckerberg, quien pasó de ser un estudiante de Harvard al creador de la red social más masiva del momento. Dejando al margen las licencias artísticas de la película, la historia invita al debate sobre la pregunta inicial y a la reflexión sobre los derechos de autor y sobre la fama y la exposición de la vida personal a través de las redes sociales, además de cómo el éxito puede afectar a las relaciones y los riesgos que conlleva el emprendimiento. Resumido este planteamiento en una frase de la propia película: “no se hacen 500 millones de amigos sin hacer unos cuantos enemigos”.

Joy

Retrata la vida de una mujer madre de tres hijos que absorbida por una situación familiar nada esperanzadora decide demostrar que además de ser madre, trabajar, construir un hogar, cuidar de sus padres –y de su relación- y de sí misma, sus ideas y su creatividad valen mucho más de lo que nadie ha creído jamás y está decidida a demostrárselo al mundo de la industria. Es una historia de autosuperación, de ideas, de éxitos y fracasos. Una píldora para creer en uno mismo y en la capacidad de enfrentarse a todas las adversidades.

En busca de la felicidad

Refleja la dureza de un mundo en el que abrirse un hueco en el ámbito laboral es muy difícil para quien no tiene un nombre o ciertos recursos. Pero también es un ejemplo de que es precisamente entonces cuando hay que luchar por los sueños. De esta película se extrae la famosa frase que recita Will Smith a su hijo: “No permitas que nadie te diga que eres incapaz de hacer algo. Ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. ¿Sabes? La gente que no logra cumplir sus sueños suele decirle a los demás que tampoco cumplirán los suyos”. Quien quiere formar parte del mundo empresarial debe tener talento, ser tenaz y perseverante.

El lobo de Wall Street

Un ejemplo de por qué el talento no es lo único que importa para triunfar. Jordan Belfort fue un corredor de bolsa neoyorquino que tocó y rebasó el éxito y después cayó en picado con él. Interpretado por Leonardo DiCaprio, Belfort se presenta como un joven resuelto, inteligente, audaz y versátil, que consigue sacar un gran beneficio de sus dotes en el mercado financiero de la gran manzana e impulsar su carrera, su nombre y su empresa. Pero la ambición y el poder pueden envenenar las raíces de todo el esfuerzo y superarla no es una tarea fácil.

El precio de la ambición

Otra cinta que plantea un perturbador experimento social. Una empresa de Chicago decide poner a prueba a sus empleados proponiéndoles un reto un tanto inmoral. La compañía, una firma inmobiliaria, propone dos premios y una penalización: un Cadillac para el mejor vendedor, un juego de cuchillos para el segundo mejor y el despido para el que consiga los peores resultados. La tensión, el miedo y la ambición sacan a relucir lo que es capaz de hacer un individuo para conseguir el éxito.

El método

¿Hasta dónde serías capaz de llegar por conseguir un trabajo? El método es una película que propone un experimento social: siete aspirantes, un trabajo, un topo y un objetivo, conseguir el puesto. Cada candidato representa un perfil muy básico: el exitoso, el inseguro, el escéptico, el agresivo, etc. Un ejemplo de cómo en una vorágine de tensión y competitividad las decisiones que se toman pueden verse afectadas y de por qué puede ser muy interesante para una empresa descubrir cómo son sus empleados trabajando en equipo y bajo presión.

El capital

En este caso las vidas de los personajes giran en torno al mundo de la banca, el dinero, el éxito y la bancarrota, el beneficio, la crisis, el capitalismo, la ética y los escrúpulos. El director ofrece una visión de la banca desde el punto de vista de un gigante que puede controlar el consumo a la sociedad a través del dinero y muestra los riesgos de la manipulación y las consecuencias de jugar en una liga de hombres (porque escasean las mujeres directivas) muy poderosos.

Etiquetas