Despliega el menú
Aragón

La huelga de examinadores causa despidos y el primer cierre de una autoescuela en Zaragoza

El conflicto ha cancelado ya más de 12.000 pruebas en Aragón, un tapón de miles de alumnos que sigue creciendo. Tráfico ha decretado servicios mínimos del 50% a partir de diciembre.

Alumnos cabreados, profesores despedidos, examinadores insatisfechos, e incluso el primer cierre de un negocio. Son las consecuencias de la huelga nacional de examinadores de Tráfico tras cinco meses de parón. Miles de pruebas han sido aplazadas en Aragón, en especial en Zaragoza, y los afectados tienen pocas esperanzas de que se resuelva pronto el conflicto.

"La situación es dramática", comenta Sergio Olivera, de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Zaragoza (APAZ) acerca de la huelga de cada lunes, martes y miércoles. La capital es la que más está sufriendo el conflicto en la Comunidad. De los catorce examinadores en plantilla, doce secundan el paro, por lo que sus 13 exámenes diarios se aplazan. Cada semana más de 450 solo en Zaragoza. Estos funcionarios se muestran hastiados por los "incumplimientos" de la DGT, ya que llevan "años" reclamando sin éxito una serie de mejoras laborales, algunas de ellas, comprometidas por el organismo estatal.

Además de los propios examinadores, las autoescuelas son uno de los principales damnificados del conflicto. Una de ellas, ubicada en Las Fuentes, se ha visto obligada a cerrar al no poder hacer frente a las pérdidas que le ha ocasionado la huelga. El centro pertenecía a la Asociación de Empresarios de Autoescuelas (AEA) de Aragón, que aglutina a 39 de ellas. "Era pequeña y solo era de una persona. Ahora ha tenido suerte y ha encontrado trabajo de profesor en otra, pero está muy afectado", lamentan desde AEA.

No obstante, si la situación continúa así, otras que ahora se lo están planteando lo harán efectivo. "Algunos dueños de autoescuelas están pensando en adelantar su jubilación por este motivo", explicaba Olivera. APAZ concreta que muchos de estos centros son "negocios familiares" y están asumiendo los daños "invirtiendo más dinero". Por otro lado, AEA ha manifestado que algunos profesores han perdido su puesto de trabajo. "En autoescuelas con cuatro profesores han prescindido de uno o dos", explican.

El número de alumnos que se han apuntado a sacarse cualquier carnet para conducir ha disminuido notablemente desde que comenzó la huelga. "Cuando entran a pedir información lo primero que hacen es preguntarte por la huelga", declaran desde una de las autoescuelas del barrio de San José. Los alumnos también están resultando perjudicados directamente. Los hay que no han sido citados todavía, los que fueron a hacer la prueba pero no pudieron al no presentarse el examinador, a los que les urgía tener el permiso de conducir, a los que se les caduca pronto la teórica...

Los futuros conductores han tenido que armarse de paciencia ante esta situación que les ha sorprendido y que les está afectando directamente a su bolsillo. Desde las autoescuelas explican que los alumnos –aunque ya estén preparados– dan alguna clase de recuerdo antes de la prueba. Sin embargo, si finalmente no son examinados esas son pérdidas en cierto modo. En Huesca y en Teruel la huelga no es tan trágica debido al volumen inferior de alumnos. No obstante, sí que se han registrado aplazamientos. En Huesca cuentan con cinco examinadores, de ellos solo dos están a favor de la huelga. Mientras que en Teruel hacen pleno, tres de tres. En total, en la Comunidad ya se han retrasado más de 12.000 pruebas.

"Quieren privatizar"

Tras cinco meses de cese, Juan Ignacio Zoido, el ministro de Interior, decretó esta misma semana que en diciembre habrá servicios mínimos del 50% en todas las jefaturas de tráfico de España. Una decisión que sigue sin contentar ni a los huelguistas ni a los damnificados. "Es una medida tardía, nosotros ya la pedimos al inicio de la huelga", señalaban desde APAZ.

Por su parte, los examinadores están "estupefactos" por la contradicción de DGT. "Ellos mismos dijeron al principio que no podían decretar esos servicios mínimos", apuntan desde la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) en Aragón. "Quieren que la situación sea insostenible para privatizar", añadía. "Nosotros hemos presentado cuatro ofertas y DGT una, no han hecho nada para parar la huelga, al contrario".

Etiquetas
Comentarios