Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

En la montaña helada, utiliza piolet, crampones y casco

Con nieve escasa, helada y dura, las laderas con cierta inclinación son lugares muy expuestos en los que, si el montañero cae, se desliza a gran velocidad. En estos casos, a los habituales requerimientos de una salida a la montaña invernal sumaremos el equipamiento, la preparación y todas las precauciones.

Las pendientes con nieve dura y rocas que sobresalen son muy peligrosas en una caída.
Las pendientes con nieve dura y rocas que sobresalen son muy peligrosas en una caída.
Montaña Segura

En unos pocos días del mes de diciembre de 2015, cuatro montañeros perdieron la vida en el Pirineo aragonés. Todos eran montañeros experimentados. Aquellas tragedias, ocurridas en distintas localizaciones, compartieron un mismo escenario: pendientes de nieve dura con numerosas rocas sobresalientes, laderas por las que los montañeros resbalaron sufriendo caídas de entre 100 y 200 metros.

Es una circunstancia que se repite con frecuencia en el inicio del invierno, con las primeras nieves, todavía no copiosas, que no llegan a cubrir con un manto uniforme las laderas, dejando a la vista piedras y puntas rocosas; capas de nieve que el viento endurece transformando en heladas placas por las que resulta fácil resbalar.

En muchos lugares, la montaña presenta ahora esas condiciones. La nieve que pisamos mullida la semana pasada puede estar hoy completamente helada. En casos así, el uso de crampones, piolet y casco resultarán fundamentales para nuestra seguridad. Los dos elementos son claves, también el casco, como lo demuestra el último fallecimiento de un montañero hace unos días en Picos de Europa, que se golpeó letalmente en la cabeza durante una caída tras resbalar sobre nieve helada. También era un montañero experimentado.

Aunque vayamos entera y correctamente equipados, nunca vamos a estar completamente seguros de no sufrir una caída, ni de que ésta tenga consecuencias graves. Pero minimizaremos esos riesgos. Hay que tomarse la nieve muy en serio, en todas sus condiciones.

Todavía escasa en el Pirineo, en muchos lugares la nieve no logra a cubrir las rocas y, además, está helada. Las laderas con cierta inclinación se convierten en tramos de gran exposición y riesgo, donde, cuando el montañero cae, se desliza a gran velocidad. Los crampones ayudarán a no resbalar y el piolet será el único elemento con el que podremos frenar una caída por una pendiente. Por ello, no debe darnos pereza ponernos los crampones o sacar el piolet antes de cruzar un nevero, por pequeño que este sea, si apreciamos algún riesgo de caída con deslizamiento peligroso. El casco nos protegerá de politraumatismos graves.

Extremar precauciones

Que estos primeros mantos de nieve resulten particularmente peligrosos no tiene que hacernos desistir de salir a la montaña, pero si lo hacemos ha de ser en las máximas condiciones de seguridad y por lugares donde el riesgo sea asumible y acorde a nuestra experiencia, equipamiento y nivel técnico.

Para salir a la montaña en estas condiciones se requiere mucha experiencia (que, como sabemos, no basta por sí sola), pues para solventar las dificultades que podemos encontrar necesitaremos un gran conocimiento técnico. Por ello, al material imprescindible que debemos llevar con nosotros (crampones, piolet y casco), puede ser una muy buena idea sumar la compañía de un guía de montaña, un profesional que conoce el medio y su estado, que nos aportará un indudable plus de seguridad.

Por otro lado, conviene refrescar cada año nuestro manejo del piolet y los crampones, realizando pruebas de deslizamiento en una zona segura. En una caída por pendiente con nieve dura alcanzaremos pronto gran velocidad por lo que los primeros segundos son fundamentales para detenernos y hay que estar entrenado.

A los habituales requerimientos de una salida a la montaña invernal sumaremos el equipamiento, la preparación y las precauciones apuntadas para evitar o afrontar en las mejores condiciones una caída en pendiente con nieve helada. Nos va en ello la vida.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios