Despliega el menú
Aragón

"El pueblo saharaui es un ejemplo de dignidad que merece respuesta de la comunidad internacional"

Violeta Barba agradece la "cálida acogida" del pueblo saharaui a la delegación del parlamento autonómico.

Una fotografía de la exposición 'Sáhara, el país de arena'.
Una de las fotografías de la exposición 'Sáhara, el país de arena'

La presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, ha subrayado que el pueblo saharaui es un ejemplo "de dignidad y resistencia". En este contexto, ha afirmado que merece "una respuesta de la comunidad internacional".

Con estas palabras, ha agradecido la "cálida acogida" que ha prestado el pueblo saharaui a la delegación del parlamento autonómico, que se encuentra alojado en el campamento de refugiados de Smara (Argelia) en su viaje institucional a Tindouf que se desarrollará hasta el próximo martes. Barba ha hablado ante cerca de 500 saharuais acompañada por la coordinadora de la ponencia 'Paz para el pueblo saharui', Pili Mar Zamora, y los miembros del grupo de trabajo Eduardo Peris, Maru Díaz, Lucía Guillén, Desiré Pescador y Carmen Martínez.

La presidenta de las Cortes ha confiado en que este viaje ayude a comprender "mejor" y valorar "aún más" la lucha del pueblo saharaui para defender "con más fuerza si cabe desde Aragón su noble causa y los derechos humanos en el Sáhara". En el encuentro con las autoridades locales de Smara, donde residen unos 50.000 saharauis, la delegación aragonesa ha trasladado al gobernador y al consejo su apoyo incondicional y les ha animado a "no rendirse y a seguir reivindicando el derecho a su tierra, su cultura, sus raíces y su libertad".

Por su parte, el gobernador de la wilaya ha puesto al corriente a los parlamentarios aragoneses de la situación del conflicto, les ha trasladado los problemas más acuciantes que padecen en cuanto a abastecimiento de agua, tratamiento de basuras y acceso a electricidad y ha agradecido al parlamento autonómico el respaldo a la causa del pueblo saharaui a lo largo de los últimos 20 años.

Los diputados aragoneses han contactado también con representantes civiles y han podido conocer mejor cómo se organiza la vida en el desierto tras 40 años de exilio forzoso. Smara, con siete ayuntamientos, es el campamento más poblado, ya que desde su construcción se ubicó cerca de la única carretera asfaltada que había, que comunicaba Rabuni con Tindouf.

Mujeres saharauis

Asimismo, han conocido el "valiente papel" que llevan a cabo las mujeres saharauis en los campos de refugiados y su activismo político y social. En Smara, ocupan el 90 por ciento de los cargos locales y son responsables de toda la organización de los campamentos.

Además, han visitado el hospital Nacional de Rabuni y el Museo Nacional de la Resistencia, que fue inaugurado a finales de los años 70 y que cuenta la historia del conflicto por la descolonización inacabada, con documentación, restos de armamento y maquetas en las que puede verse el muro de 1.700 kilómetros con el que Marruecos separó el territorio bajo su dominio.

Los diputados han escuchado testimonios directos de heridos de guerra y por minas antipersona en el centro Martír Chreyaf, que acoge a más de 150 personas que tienen dificultades para poder llevar una vida normal dentro de los campamentos de refugiados.

Etiquetas
Comentarios