Despliega el menú
Aragón

El abogado de la familia de Cordón dice que lo torturaron desde el secuestro a la muerte

Remarca que los acusados "no hicieron nada" para salvar la vida del empresario tras quedar "gravemente herido". Las defensas de Teijelo y Gómez Méndez niegan que participasen y cargan contra el "perjuro" de Silva Sande

Los abogados, junto a los familiares de Publio Cordón, con su viuda Pilar Muro, en la entrada de la Audiencia Nacional.
Los abogados, junto a los familiares de Publio Cordón, con su viuda Pilar Muro, en la entrada de la Audiencia Nacional.
Enrique Cidoncha

El tercer juicio por el secuestro de Publio Cordón ya está visto para sentencia. La sección Tercera de la Audiencia Nacional culminó ayer la última sesión que juzga la participación de los grapos José Antonio_Ramón Teijelo y María Victoria Gómez Méndez en el secuestro del empresario zaragozano. Ambos terroristas habrían actuado como guardianes de Cordón en la casa de Lyon, donde la mantuvieron secuestrado. Además, también se les implica en su fallecimiento y posterior enterramiento.

Pese a algunas pruebas determinantes, incluida una coincidencia de ADN y otra con la identidad de la persona que alquiló la casa, los dos acusados hicieron uso de su última palabra para declarar su inocencia. "No he participado en los hechos", dijo Teijelo como única frase al ejercer este derecho.

En la sesión de ayer, el abogado de la familia de la víctima aragonesa, Juan Carlos Rodríguez Segura, mantuvo su petición de condena para Teijelo y Gómez Méndez, por los delitos de detención ilegal, homicidio en comisión por omisión y estafa. Rodríguez Segura consideró constatada la culpabilidad de ambos. "Ha habido un acervo probatorio", resaltó, tras indicar entre otros argumentos que "la pericia de la Guardia Civil no ha sido contradicha".

"El ADN está intacto"

Así, los servicios de inteligencia de la Guardia Civil detallaron las coincidencias entre los hechos relatados y el proceder del Grapo y situó a ambos acusados en Francia, casi con certeza en Lyon, y activamente vinculados a todo el operativo del secuestro. "El ADN está intacto, esa prueba no ha desaparecido pese a pasar 20 años", señaló por ejemplo respecto a Victoria Gómez Méndez, quien habría dejado el rastro de su saliva en los sobres con las cartas de Publio Cordón que se enviaron a la familia y en las que detallaban los aspectos del rescate.

Además, el abogado de la familia denunció que ambos sometieron a "tortura" a Publio Cordón, que extendieron "desde el secuestro hasta que esa tortura le llevó a la muerte". En este sentido, la acusación particular –igual que hizo un día antes la Fiscalía– acusó a ambos terroristas de "no hacer nada" una vez que Cordón quedó "gravemente herido" después de que cayese de una altura de tres metros. Ese fallecimiento, que se produjo unos 15 días después de que iniciasen el secuestro, sucedió después de que tuviesen a Cordón en un zulo de menos de cuatro metros cuadrados.

Por otro lado, las defensas dedicaron sus conclusiones a negar la participación de sus defendidos en el cautiverio de Cordón y a rechazar la valía de las pruebas que incriminarían a sus clientes. "Los hechos no han quedado acreditados con la fuerza para romper la presunción de inocencia", manifestaron.

En sus argumentos, intentaron cuestionar todo el proceso judicial, incluso la fecha de inicio de las acusaciones, aludiendo que el caso estaría ya prescrito y que por tanto el juicio sería nulo. También pusieron en duda la cadena de custodia de las pruebas y algunas de las conclusiones de la Guardia Civil. Además, ambos pusieron el foco en la intencionalidad del testimonio del grapo Fernando Silva, que es el que permitió a la Guardia Civil por ejemplo localizar la casa en la que se mantuvo secuestrado a Cordón.

Por último, ambos acusados se acogieron a su derecho a hablar. Teijelo se limitó a negar los hechos, mientras que Gómez Méndez aprovechó su turno para cuestionar una sentencia del Tribunal Supremo sobre los Grapo y también para defender la autodeterminación de Cataluña.

Etiquetas
Comentarios