Despliega el menú
Aragón

El PSOE se desmarca de sus socios y respalda la unión de las estaciones de esquí

El pleno de las Cortes insta a la DGA, por iniciativa del PP, a impulsar los informes necesarios para concretar el proyecto

El presidente Lambán, en el pleno de las Cortes celebrado este jueves..
El presidente Lambán, en el pleno de las Cortes celebrado este jueves..
Guillermo Mestre

El PSOE se desmarcado este jueves de sus socios de gobierno, CHA, y de investidura, Podemos e IU, para respaldar la unión de las estaciones de esquí, uno de los temas en los que mantienen discrepancias desde el comienzo de la legislatura. Con su voto sumado a los del centroderecha, ha permitido que salga adelante una moción del PP en la que se pide al Ejecutivo que impulse a la "mayor brevedad" los informes necesarios para determinar cómo realizar la unión de las estaciones de Candanchú, Formigal y Astún. El resto de la izquierda ha votado en contra.

La moción ha sido enmendada por el PSOE para sustituir el plazo de seis meses que se pretendía dar a la DGA para solicitar los estudios por la mención "a la mayor brevedad posible", además de suprimir la alusión a Aramón.

De su defensa se ha encargado la diputada y edil jacetana Olvido Moratinos, quien ha insistido en el compromiso de los socialistas con el sector de la nieve. Eso sí, ha señalado que la unión se deberá abordar de forma sostenible, "en los plazos adecuados" en función de la situación económica y contando con las instituciones y el tejido social. También ha negado que se trate de un "pelotazo" ni de un "proyecto faraónico".

El diputado popular Javier Campoy ha aceptado  enmienda para sumar al PSOE ante la importancia que, a su juicio, tiene un proyecto que ha calificado de "estratégico" para competir con las grandes estaciones españolas y europeas. Ha Incidido  en que la nieve es la mayor herramienta contra la despoblación en el Pirineo y que con la unión se lograría desestacionalizar el turismo.

El parlamentario del PP ha urgido a acometer la unión, declarada de interés estratégico por el Gobierno de Rudi en marzo de 2015 y cuyo proyecto no ha avanzado desde entonces. De hecho, el portavoz de CHA, Gregorio Briz, ha recordado que el promotor del Plan de Interés General, la Corporación Empresarial Pública, no ha encargado los preceptivos informes ambientales y económicos que avalen la viabilidad de un proyecto valorado en casi 70 millones y que afecta a la Canal Roya.

Briz ha admitido las diferencias con sus socios de gobierno y su apuesta por "otras opciones distintas" para impulsar el sector, entre ellas el esquí de fondo, antes que por "un proyecto faraónico". Pese a votar en contra, ha dejado bien claro que el departamento que dirige CHA, el de Vertebración del Territorio, procederá a tramitar el proyecto si llega finalmente a impulsarse.

Mucho más crítico ha sido el diputado de Podemos Andoni Corrales, quien ha cuestionado el "modelo del cemento" antes de negar que la unión genere riqueza, sostenibilidad económica "y mucho menos empleo de calidad". Por ello, ha resaltado que siempre estarán en contra de un proyecto que calificó de "especulativo".

Por su parte, Lucía Guillén (PAR) y Jesús Sansó (C’s) han respaldado la moción del PP con el argumento de que la unión de estaciones beneficiaría a los valles de Tena y del Aragón al crearse el mayor dominio esquiable de España y el octavo de Europa.

Etiquetas
Comentarios