Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

"Debemos hablar de la muerte con los niños con naturalidad"

Olga Lázaro, psicopedagoga, da pautas para hablar de la muerte con los niños.

Olga Lázaro, en la redacción del Heraldo de Aragón.
Olga Lázaro, en la redacción del Heraldo de Aragón.
José Miguel Marco

Olga Lázaro: Buenos días a todos, gracias por vuestras preguntas, esta vez el tema de nuestro chat es un tema delicado en el que muchas veces no nos sentimos seguros y a veces intentamos evitarlo. Hablar de la muerte como parte de la vida es la mejor manera de acercarnos a este tema.

Buenos días, aunque intentamos evitar que los niños vean según qué noticias en la televisión, siempre acaban enterándose de noticias sobre muertes violentas (atentados, asesinatos, guerras...) ¿Cómo podemos abordar estos temas con nuestros hijos? Beatriz

Buenos días, Beatriz, gracias por tu pregunta. Primero te diría que cuando nuestros hijos estén frente al televisor deberíamos estar presentes y atentos a lo que están viendo tal y como nos has comentado tú.

Aprovechémonos de estas noticias y sucesos para comenzar un diálogo donde nuestros hijos puedan preguntarnos todas sus dudas y donde nosotros podamos ayudarles a reflexionar sobre los acontecimientos de los cuales estamos hablando y poder así acercar ese tipo de conflictos y realidades a su día a día.

Siempre desde la sinceridad y apoyándonos siempre en nuestros valores morales. Hay que ser muy coherentes con lo que pensamos, decimos y hacemos.

La mejor herramienta de la educación es la comunicación con los hijos, desde bien pequeños debemos encontrar momentos diarios para conocerlos y conocer así sus dudas, sus miedos, sus ilusiones…

Hola, Olga. Les intentamos hablar a nuestros hijos de una forma sencilla, natural y sincera. Es cierto que ante este tema influyen las creencias personales. Ante la gran pregunta: "Pero... ¿¡a dónde se ha ido!? ¿Qué les podemos responder? Muchas gracias. Cristina

Buenos días, Cristina. Por la pregunta que nos planteas me da la sensación que hablamos de un niño/a en edad infantil.

La forma de dar respuesta a esta y a otras múltiples preguntas que nos plantean los hijos en este y otros temas te diría lo comentado en la anterior respuesta : sinceridad y coherencia.

Un recurso muy útil, practico y motivador para los niños son los cuentos. Cuentos que les ayuden resolver estas y otras dudas. A mí especialmente me gusta el cuento de 'Malika la princesa'.

Es cierto que en función de nuestras creencias la respuesta será una u otra, pero desde luego con nosotros siempre quedará el recuerdo de las experiencias vividas con nuestros ser querido, demos gracias por ello. Eduquemos a nuestros hijos en la gratitud.

Hola, Olga, he leído mucho acerca de como tratar con niños la pérdida de un ser cercano.  Mi duda es cómo tratar con niños de 3/4 años acerca de familiares fallecidos antes de que ellos los conocieran, pero que saben de su existencia por recuerdos familiares (fotos, vídeos...) o porque notan la ausencia de un padre o una madre. Tengo un hijo muy curioso que siempre pregunta por su "tía que está en el cielo" (el cielo es el cliché más fácil y manoseado) o por el padre de su mejor amiga, y me temo que las respuestas que le damos los adultos son siempre vagas e imprecisas. Gracias, Andrés. 

Buenos días, Andrés. La curiosidad infantil es una característica fundamental del pensamiento de los niños la cual les ayuda a interactuar y descubrir el entorno que les rodea, por lo tanto, es necesario hablar abiertamente de ello y de los sentimientos que a nosotros nos provocan estos recuerdos. La muerte, forma parte de la vida cotidiana de todos nosotros, hablar de ello siempre nos posibilita el que busquemos recursos y estrategias para poder ir educando a nuestros hijos para la vida Las emociones son educables, dediquémosles tiempos en familia para compartirlas.

Como le comentaba a Cristina, nuestra anterior participante, te recomiendo los cuentos, hay una gran variedad de protagonista con el mismo hilo conductor, la muerte. Lee con tus hijos estos libros, te sorprenderán sus respuestas.

Tengo un hijo de 9 años que todavía no distingue bien la realidad de la muerte, quizá por la influencia de las películas, aunque la ha vivido de cerca en algún familia. No obstante, parece que siempre le queda la esperanza de que regresen. ¿Es normal? ¿Tengo que insistirle en que es irreversible o no es necesario todavía? Muchas gracias, Belén Esteban.

Buenos días, Belén, la muerte de un ser querido es uno de los acontecimientos más estresantes en la vida de una persona, cada uno necesita un tiempo distinto para ir avanzando en las distintas fases del duelo.

Es importante facilitar toda la información que necesite nuestro hijo sin mentirle, así como ayudarle a expresar sus emociones y sentimientos. Conviene explicarle lo que ha ocurrido y responder con honestidad a todas las preguntas que haga, incluso expresando dudas si no tenemos clara la respuesta. Utilicemos sin reparo la palabra “muerte”.

Belén, tu hijo ya es capaz de entender que la muerte es irreversible, poco a poco tiene que ir aceptando esta nueva realidad. Es necesario mantenernos física y emocionalmente cerca de ellos, garantizarles el afecto y compartir con ellos el dolor, así como ofrecerles nuestros modelos de actuación.

El adulto no debe esconder su dolor y es conveniente que muestre al niño su fragilidad y sus sentimientos y compartir con él su tristeza. Hay que comentarles que no vamos a olvidar a la persona querida y que la vamos a seguir queriendo, aunque haya muerto. Son importantes las demostraciones físicas de cariño, con besos y abrazos. Dedicarles mucho tiempo, con juegos y caricias.

Mi hija tiene 8 ochos y no siente ningún miedo por fantasmas y monstruos. Supongo que porque nunca le hemos insistido ni le hemos contado ese tipo de historias. Pero cuando llegan estas fechas, los compañeros le llenan la cabeza de historias terroríficas y lo pasa fatal. ¿Qué podemos hacer? Luis P.

Buenos días, Luis. Realmente nuestros hijos en estas fechas viven situaciones que les resultan complicadas de asimilar en su contexto, nuestros hijos son sensibles, vulnerables y tiernos.

Cuando vuestra hija tiene miedo es necesario transmitirle seguridad, confianza y calma. Cuando los niños tienen mucho miedo, no saben cómo afrontar esta situación, hay toda una serie de ideas irracionales que están en su cabeza y que están retroalimentando su miedo.

Tenemos que hablar con ellos para transmitirles esta confianza y seguridad. Siempre que podamos apartarles de estas situaciones que tanto miedo les generan. Aceptar el miedo en nuestros hijos es el primer paso para que ellos avancen y lo superen.

Mi marido está a punto de fallecer de cáncer, tengo un hijo de 9 años. Él sabe que su padre está enfermo y que no tiene buen pronóstico. Pero mis dudas se plantean cuando se produzca la muerte, cómo debo gestionar esa despedida. ¿Le dejo ir al funeral, al entierro? ¿Lo mantengo al margen? No tengo ni idea, ayúdame por favor.

Buenos días, le agradezco sinceramente su pregunta, en ella se une el sentimiento de tristeza por la enfermedad de su marido además de la profunda preocupación por el sufrimiento de su hijo.

Como ha podido leer en las preguntas anteriores sinceridad, ante todo, hable con él, averigüe como se siente y que necesita el ahora.

Conviene informar a su hijo de lo que está sucediendo de la manera más sencilla y natural lo antes posible y para ello debe buscarse el lugar y el momento oportuno. Explicarle de manera sencilla en qué consiste la muerte. Comparta con su hijo sus propios sentimiento y emociones, no evite llorar delante de el si es lo que usted necesita

Abrácelo, de forma afectiva cuantas más veces mejor, lo pida o no, pienso que los abrazos de una madre siempre son terapéuticos para un hijo.

No olvide que el duelo es un tiempo de dolor y aprendizaje que no hay que superar, sino aprender a vivir con él. Conserve y hable de los buenos recuerdos compartidos con su padre.

No aparte al niño de su realidad, acompáñelo si él quiere despedirse de su padre (es muy doloroso pero necesario).

Déjelo participar si él quiere en todo lo que hayan ido hablando en sus conversaciones. Sabemos que son muy dolorosas pero necesarias para su hijo y para usted.

Hola. ¿Crees que es bueno seguir hablando a los niños con cuentos y eufemismos de la muerte, como que alguien "se ha ido al cielo"? ¿A qué edad deberíamos hablar con ellos de la muerte directamente? Ana

Según la edad de nuestros hijos empezar hablar de la muerte a través de los cuentos es un buen recurso, poco a poco es necesario ir adaptando nuestras explicaciones a la madurez emocional de nuestros hijos.

Debemos empezar a hablar de la muerte desde que surja la duda a los niños o se dé la circunstancia, no olvidemos nunca que es mejor educar de forma preventiva es decir antes de que sucedan las cosas, hablemos de ello como parte de la vida. Démosles recursos emocionales desde bien pequeños.

Mi hija es muy sensible y le afectan mucho las noticias de muertes y atentados. Le hablamos del atentado de la casa cuartel de Zaragoza (lo habían comentado en el cole y vivimos cerca del lugar). Y desde entonces tiene de vez en cuando pesadillas con el tema. ¿No deberíamos haber hablado con ella de este tema? Danos algún consejo sobre cómo tratarlo con ella. José

Buenos días, José, tener en cuenta la edad de nuestros hijos y su sensibilidad emocional es imprescindible cuando vamos a darles información relativa a la muerte o a las pérdidas. Responder todas sus dudas, hablar desde la serenidad , sin dar detalles morbosos, permitirles expresar sus dudas y miedos le ayudaran poco a poco a ir superándolos. Acompañarles siempre desde el afecto y expresándolo con nuestros abrazos.

Hola, Olga. ¿Sabes alguna película apropiada para niños que trate el tema de la muerte? Gracias, María.

Buenos días, las películas son otro gran recurso para hablar de este y otro temas importantes en nuestra casa. Recomiendo ver en familia cualquiera de estas películas y, comenzar un diálogo con ellos. Son una buena herramienta para perder el miedo a hablar de la muerte.

Algunos ejemplos: 'Up', 'Hermano Oso', 'El Rey león', 'Cómo entrenar a tu dragón 2'. Para adolescentes: 'Bajo la misma estrella', 'Los descendientes'. También en estas edades hay que seguir hablando de estos temas.

¿Cómo hablar del suicidio a los niños? Si nos cuesta hablar a los mayores de este tema, con niños es más difícil. ¿Algún consejo? Óscar.

Buenos días, Óscar, una circunstancia muy triste y un reto mayor tanto para los niños como para los adultos. Habría que tener en cuenta la relación del niños con la persona fallecida, edad del niño, sensibilidad de nuestros hijos...

No olvidemos nunca que para nuestros hijos somos el ejemplo, siempre miran como los adultos nos comportamos, qué decimos, qué no decimos, cómo expresamos nuestras emociones y sentimientos. Los adultos tenemos que trabajarnos y trabajar nuestros miedos y limitaciones emocionales.

En esta circunstancia que estamos hablando sería bueno observar de cerca cómo el niño va evolucionando por las diferentes etapas del duelo y si es necesario pedir ayuda a un profesional.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión