Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Una de cada tres mujeres al frente de una familia monoparental está desempleada en Aragón

El desempleo de larga duración y la dificultad para encontrar jornadas compatibles con el cuidado de los hijos puede conducir a la economía sumergida, según pone de manifiesto un informe de la Fundación Adecco, que plantea "flexibilizar el mercado intensificando las medidas de conciliación en los sectores que tradicionalmente emplean a más mujeres" para revertir esta situación.

"Yo lo que quiero es trabajar, no vivir de ayudas", defiende María Isabel Urdaneta, madre 'sola' de 48 años.

"Me cuesta mucho salir adelante porque a mi edad, y siendo madre sola, no me quieren contratar". Este es el testimonio de María Jesús Urdaneta, de 47 años y con un hijo de 7 a su cargo, pero podría ser el de buena parte de las 37.500 aragonesas que están al frente de un hogar monoparental en la Comunidad. Un informe reciente elaborado por la Fundación Adecco, que trata de profundizar en esta realidad, alerta de que una de cada tres mujeres al frente de una famila monoparental están desempleadas o trabaja en la economía sumergida, según una encuesta realizada a 420 mujeres en esta situación, 100 de ellas de Aragón.

'Monomarentalidad', ¿sinónimo de pobreza?

En el caso de las mujeres al frente de una familia monoparental en Aragón, un 35% se encuentra desempleada o trabaja en la economía sumergida. Concretamente, un 25% no tiene ocupación, mientras que el otro 10% afirma estar empleada, pero sin contrato. Un 6% de estas últimas está apuntada en los registros de desempleo (figurando por tanto, como desempleada), mientras que el otro 4% no se ha inscrito en el paro, por diferentes circunstancias (desmoralización, situación de irregularidad, etc).

Del total de desempleadas inscritas como demandantes de empleo, solo un 35% percibe algún tipo de prestación, mientras que el 65% restante ya ha agotado todas las posibles ayudas o no tiene derecho a las mismas.

Desempleo de larga duración y trabajos sin contrato

Las conclusiones de este informe ponen también de manifiesto que el desempleo tiende a cronificarse en el caso de las mujeres 'monomarentales'. Así, un 51% supera los 2 años de búsqueda de empleo mientras que un 10% lleva entre 1 y 2 años desempleada. En total, seis de cada diez (el 61%) es desempleada de larga duración, cifra superior a la del resto de las mujeres en Aragón (56%).

Este desempleo estructural es el que, precisamente, conduce a las mayores situaciones de riesgo de pobreza y exclusión social, debido a la ausencia prolongada de ingresos económicos. Según el VI Informe sobre el Estado de la pobreza en España EAPN, el riesgo de pobreza alcanza a más de la mitad de estas familias (50,1%), una cifra que contrasta con el 28,6% general y que sitúa a los hogares monoparentales a la cabeza de un ranquin que nadie quisiera liderar. En esta línea, 'Save the children' alerta también de que el 65% de estas mujeres encuentra dificultades para llegar a fin de mes. De hecho, tres de cada cuatro madres solas ha tenido que reducir gastos fijos de la casa y el 37,8% no puede mantener el hogar a una temperatura adecuada.

Flexibilizar el mercado y políticas activas de empleo

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, el desempleo de larga duración es un indicador del elevado riesgo de exclusión al que están expuestas estas mujeres, debido a 'tics' culturales que se manifiestan en forma de prejuicios. "Se tiende a pensar que, por el cuidado de sus hijos, su compromiso con la empresa será menor y causarán mayor rotación y absentismo. Sin embargo, la tendencia es justo la contraria, pues precisamente por sacar adelante a sus hijos saben aprovechar la oportunidad laboral y su compromiso es doble", asegura. Mesonero añade a su vez que la exclusión de las 'madres solas' del mercado supone una inmensa pérdida de competitividad para la economía.

La solución, a juicio de este experto, pasa por flexibilizar el mercado, reforzando las medidas de conciliación, especialmente en aquellos sectores que tradicionalmente emplean más a mujeres, como los servicios o la hostelería. "Racionalizar entradas y salidas, facilitar la recuperación de horas o implementar el 'teletrabajo', de modo que ser mujer 'monomarental' sea perfectamente compatible con el cumplimiento del horario, ayudaría a que la condición de madre sola deje de ser objeto de debate en las entrevistas de trabajo para salir del bucle de discriminación en el que seguimos inmersos", subraya Mesonero, quien considera que en plena recuperación económica, frenar la economía sumergida debería ser un asunto "prioritario", ya que debilita el Estado del Bienestar atentando contra las pensiones, los subsidios y las ayudas sociales "que tanto ha costado alcanzar".

Medidas de conciliación insuficientes

La necesidad de flexiblizar el mercado laboral es una reivindicación que ponen también de manifiesto las entrevistadas para el informe de la Fundación Adeccó, pues siete de cada diez encuestadas con empleo declara encontrar "insuficientes" las medidas de conciliación que le ofrece su empresa.

El gráfico superior clasifica las diferentes prácticas de conciliación que permiten las empresas de las encuestadas con empleo. Como se aprecia, todas ellas tienen una incidencia inferior al 50%. El teletrabajo, por su parte, continúa teniendo una nula implantación, en gran medida debido al tipo de sector en el que se emplean estas mujeres, que no admite esta posibilidad.

A la luz de estas cifras queda patente cómo encontrar empleo supone un verdadero reto para las mujeres al frente de una familia monoparental. De hecho, un 75% afirma sentir discriminación laboral debido a su condición de 'madre sola', que frena a las empresas en su contratación.

El perfil de la desempleada al frente de una familia monoparental es el de una mujer de entre 36 y 45 años, divorciada, con un hijo, estudios secundarios y que comparte vivienda como medida de ahorro. Así, mientras un 60% vive sola con sus hijos, cuatro de cada diez conviven con otras personas (un 60% con sus progenitores y/o otros familiares, un 30% con amigos u otros, y un 10% con otras familias en esta situación).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión