Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Crece la inquietud en Aragón por los daños derivados del proceso independentista catalán

La CEOE avisa de que el intento secesionista genera "riesgos financieros" en la Comunidad. Lambán advierte de los "efectos negativos" y confía en la vuelta "cuanto antes" a la normalidad.

Javier Lambán, presidente de Aragón.
Javier Lambán, presidente de Aragón.

"Un terremoto con epicentro en Barcelona afecta profundamente a las zonas más limítrofes, y en Aragón no cabe más que esperar efectos negativos a corto y medio plazo". El presidente de Aragón, Javier Lambán, trasladó ayer su "pesar", "malestar", "inquietud" y "preocupación" por lo sucedido ayer en Cataluña.

El dirigente autonómico advirtió de los "efectos negativos" en Aragón que genera el movimiento catalán y garantizó que desde la DGA están tomando medidas para minimizar en lo posible las consecuencias. "Estamos actuando desde todas las perspectivas, hemos creado un observatorio de coyuntura; también estamos asesorando a las empresas y empresarios que se interesan por Aragón, pero lejos de entenderlo como una oportunidad, asumimos que lo que está sucediendo es una amenaza", expresó. Lambán indicó que el Gobierno aragonés "rechazará cualquier campaña de boicot a los productos que vengan de Cataluña". Señaló que "tienen que recibir justo lo contrario: respeto, amor, solidaridad y ayuda para salir de donde están".

El presidente de Aragón cargó además con dureza contra "los independentistas que están dilapidando a la Cataluña próspera y democrática". "Deseo que la memoria de las generaciones futuras de los catalanes persiga a Artur Mas, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras por haber cubierto Cataluña de un manto de indecencia e indignidad", afirmó.

Dicho esto, en la línea de evitar cualquier boicot hacia la economía catalana, lanzó de parte de Aragón "un mensaje de solidaridad con los millones de catalanes decentes y demócratas que viven con angustia esta situación".

Por último, Lambán apostó por que se "restablezca cuanto antes la normalidad" y reiteró la disposición de Aragón a cualquier paso que mejore la situación. "Como vecinos sentimos mejor lo que pasa ahí y estamos dispuestos a ser embajadores ante el resto de España de la valía cívica y moral de los catalanes demócratas".

En la misma linea de respeto a la Constitución y vuelta a la legalidad se pronunciaron además la mayoría de representantes políticos aragoneses, entre los que destacaron el presidente del PP, Luis María Beamonte (información en la página siguiente) y el presidente del PAR, Arturo Aliaga, quien trasladó la "enorme tristeza" por lo sucedido y dio su apoyo "a todas las medidas que sirvan para restablecer la legalidad". Por su parte, la secretaria general de CHA, Carmen Martínez Romances, afirmó que tanto la votación del Parlament como la del Senado "nos ponen en el peor escenario posible". Además, indicó que con ellas "el PP se afianza en su proyecto recentralizador".

Por otro lado, CEOE-Aragón trasladó su "profunda preocupación por las importantes afecciones económicas y los riesgos financieros" que implica el intento de secesión catalana para Aragón y sus empresas. Esta organización empresarial –que expuso su "rechazo a esta gravísima ruptura de la legalidad y los principios democráticos de convivencia que todos los aragoneses nos hemos dotado"– se mostró "plenamente comprometida" con las actuaciones que se pacten con la DGA para reducir en lo posible el impacto económico en la Comunidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión