Despliega el menú
Aragón

La DGA empieza a pagar este miércoles las becas de comedor de verano

Más de 11.000 familias están esperando, algunas en situación muy precaria. "Cuento los céntimos para poder comer", afirma una madre.

Imagen de un comedor escolar de Zaragoza.
Imagen de un comedor escolar de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Con casi tres meses de retraso, el Departamento de Educación ha comenzado este miércoles 25 de octubre a pagar las becas de comedor de verano. Las familias de más de 11.000 niños están esperando estas ayudas que corresponden a los gastos de alimentación de julio y agosto.

Según explican desde la DGA, los pagos se van a realizar de forma escalonada y en los próximos días los recibirán todas las familias. El pago se ha retrasado "por cuestiones administrativas". El año pasado, las familias cobraron la ayuda a mitad de agosto.

Todos los niños que recibieron la beca de comedor durante el pasado curso escolar (11.406) tenían derecho a solicitar la beca de verano. Las familias podían elegir entre los programas educativos de ocio con comedor (como 'Abierto por vacaciones' o 'Zaragalla') o cobrar una ayuda directa para destinar a la compra de productos alimenticios. La inmensa mayoría ha optado por la ayuda directa.

"Hemos pasado el verano contando los céntimos para comer"

"Este retraso es inexplicable. Somos familias muy necesitadas y no podemos esperar tanto tiempo. Hemos pasado el verano contando los céntimos para poder comer. Llamo todas las semanas a la DGA a preguntar. Siempre nos dicen que pronto y yo aún no he cobrado", afirmaba este miércoles por la mañana Nerea, madre de cuatro hijos de entre 5 y 14, que está esperando la ayuda para tres de ellos (420 euros).

"Para nosotros 420 euros es un dineral. Pasamos el verano muy justos. Tuve que empeñar dos veces el móvil. En cuanto cobre necesito las becas, compraré urgentemente comida y ropa y calzado para mis hijos para el colegio. Hoy me quedan 15 euros para pasar lo que queda de mes", señala.

Nerea y otras familias afectadas por el retraso de las becas de comedor proponen que la DGA busque otras fórmulas para las ayudas de alimentación de verano, como tarjetas de alimentación para comprar en las tiendas. Nerea también apunta que la beca de libros del curso escolar debería permitir también comprar cuadernos y otros materiales (solo es para libros de texto en papel o digital).

Etiquetas
Comentarios