Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón sigue apostando por el diésel pese a las futuras restricciones

En lo que va de año el parque de turismos impulsados por diésel ha aumentado en 8.000 vehículos, el doble que de gasolina.

París se quiere proteger de la contaminación atmosférica
París prohibirá circular con diesel a partir del año 2020
Heraldo

París ha sido la última gran ciudad en fijar una fecha de caducidad para los vehículos diésel. El ayuntamiento de la capital gala anunció hace una semana que en 2024 prohibirá su circulación dentro de la urbe, y la de los vehículos de gasolina en 2030. Una decisión que se suma a las de Holanda, que fijó la fecha de 2030 para solo permitir vehículos eléctricos, y en España de Madrid y Barcelona. En el caso de la capital, el Ayuntamiento de Madrid prohibirá la circulación por la ciudad a los vehículos más antiguos a partir de 2025, comenzando por aplicar estas restricciones por los diésel anteriores al año 2000. Mientras, en Barcelona, también se prohibirá circular a los diésel con más de dos décadas de antigüedad.

Toda esta aparente 'guerra' con la combustión diésel tiene su motivo en la contaminación, y en los episodios restrictivos que cada vez más ciudades tienen que implementar para proteger a su población de los daños que puede suponer una exposición continuada a un aire tóxico.

En este balance los motores diésel, combustible siempre más barato que la gasolina, tienen especial protagonismo por su escasa eficiencia y sus emisiones de óxidos de nitrógeno -NOx-, monóxido de carbono o partículas PM2.5. En este último contaminante, compuesto por polvo y desechos en suspensión, se calcula que los diésel emiten hasta 4 veces más que los vehículos de gasolina.

Sin embargo todas estas restricciones que comienzan a tocar tierra en las grandes urbes parecen no afectar a Aragón. En lo que va de 2017 los diésel están siendo los vehículos más vendidos en el sector de los turismos. En total, el parque diésel se ha incrementado en 8.000 vehículos más de un año para otro hasta contabilizar 345.556, un 58% de todos los que hay en la Comunidad, porcentaje que a nivel nacional se queda en un 56%.

Esta predominancia de los diésel ha ido a más en Aragón en los últimos años. Como ejemplo, en 2010 el porcentaje de estos vehículos sobre el total era de un 51%. Por contra, los vehículos de gasolina -también en el sector de los turismos- si bien también han seguido aumentando en número ahora solo suponen 4 de cada 10 coches que recorren las carreteras aragonesas. Es decir, han perdido presencia ante el crecimiento mantenido de los diésel.

“El diésel, especialmente en los vehículos nuevos, aún tiene vigencia”

Pero, a qué se debe esta confianza del consumidor en el diésel cuando tanto a nivel nacional como internacional se ha puesto el punto de mira sobre estos vehículos. “El diésel todavía tiene un tiempo de vigencia amplio y unas ventajas sobre otros combustibles que pesan a la hora de elegirlo”, explican a Heraldo.es fuentes de ANFAC, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, organización que opina que, “si bien el futuro será eléctrico y no pasará por el diésel, quien se compra a día de hoy un vehículo de este tipo podrá disfrutarlo durante toda su vida útil, ya que las restricciones que se están planificando se imponen primero sobre los vehículos más antiguos, que eran mucho más contaminantes”.

Por el momento el Ayuntamiento de Zaragoza, si bien ha mantenido su intención de apostar cada vez más por la movilidad sostenible, solo ha extendido esta política de restricciones sobre el diésel al sector del Taxi, aprobado una moción a finales de septiembre para que los taxis que usan gasoil dejen de circular a partir de 2023.

En este auge, aunque sea con la fecha de caducidad que tiene los diésel, influye también el precio, siempre por debajo de la gasolina hasta en estos últimos años en los que el combustible se ha mantenido en mínimos. En concreto, durante el último año, el litro de gasóleo A ha seguido estando de media 10 céntimos por debajo del precio de la gasolina.

Esto lo saben bien en las estaciones de servicio de Aragón. María Pilar Soto, la presidenta de AESAR, que aglutina a las gasolineras aragonesas, explica que en su caso sus ventas se basan en un 70% en gasóleo, principalmente por camiones y otros vehículos dedicados al transporte y la logística, sector predominante en Aragón, “y en los que el gasóleo no tiene rival a medio y largo plazo”, explica. En este sector, tomando como referencia los camiones, el predominio del diésel es todavía mayor: de los 74.363 camiones que hay en la comunidad solo 1.835 usan otro tipo de combustible.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión