Despliega el menú
Aragón

Confusión a la espera de la comparsa de Gigantes y Cabezudos

La comparsa de Gigantes y Cabezudos fue esquiva en 1967

Artículo publicado en HERALDO en 1967
Artículo publicado en HERALDO en 1967

A las doce menos cuarto ha aparecido, por fin, la esperada comparsa. Un error en el programa de fiestas ha sembrado la confusión entre los asistentes, recibiendo informaciones contradictorias (mientras unos aseguraban que la comparsa empezaba en el Paraninfo, otros se hacían fuertes frente al cine Cervantes).

En cuanto han aparecido por la plaza de Paraíso, la chiquillería ha comenzado a corretear alrededor de ellos. Sin duda, la que más reparte es la Forana, que bien parece que lleva un látigo doble.

No todo es diversión, los más pequeños, aún verdes en las lides de las carreras frente a Verrugón y compañía, rompen a llorar asustados por tamañas cabezas, mientras que los más curiosos intentan meterse entre las faldas de los gigantes para ver qué hay dentro.

La comparsa finalizará en la avenida de Calvo Sotelo, donde los gigantes ofrecerán al público su jota particular.

Etiquetas
Comentarios