Aragón

Heraldo Saludable

Las personas con problemas de salud mental piden poder acceder y mantener un empleo

Más de 300 personas celebran en la sala de la Corona el Día Mundial de la Salud Mental 2017

El acto se ha celebrado en la sala de la Corona del edificio Pignatelli
El acto se ha celebrado en la sala de la Corona del edificio Pignatelli
Francisco Jiménez.

Más de 300 personas han celebrado este martes el Día Mundial de la Salud Mental en la sala de la Corona del edificio Pignatelli de Zaragoza. En este acto, la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme) ha reclamado que las personas con este tipo de problemas puedan ejercer su derecho a acceder y mantener un empleo. Actualmente, su tasa de paro supera el 47%.

Al acto, que ha girado bajo el lema 'Trabajar sin máscaras. Emplear sin barreras', la presidenta de Asapme, Belén Torres, ha recordado que tener un empleo digno es "saludable y motivador" para cualquier persona, pero más para aquellas que sufren una enfermedad mental ya que es una "herramienta" más que ayuda a su recuperación. Ha denunciado que de las 2.145 personas con discapacidad que trabajan en centros de especiales de empleo, según el Instituto Aragonés de Empleo, solo 250 tienen enfermedad mental, de las que 82 son mujeres. "Las mujeres todavía están en una situación más grave", ha manifestado. Por ello, ha reclamado medidas para fomentar la integración, como la adaptación de los puestos de trabajo o una mayor sensibilización en los procesos de selección.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha agradecido la labor desarrollada por estas entidades y ha manifestado el compromiso del Gobierno de Aragón a seguir avanzando en esta cuestión. "Un gobierno es democrático cuando rompe las barreras y consigue igualdad de oportunidades", ha señalado.

Uno de los momentos más emotivos del acto ha sido cuando el periodista Sebastián Álvaro, creador del programa 'Al filo de lo imposible', ha presentado el proyecto "#Di_Capacitados: ¿Y si te dijeran que puedes?". Este  narra la hazaña de superación de cinco personas con esquizofrenia, miembros de la Asociación Avifes (Bilbao) y sin experiencia previa en la escalada, que se propusieron el reto de subir al Naranjo de Bulnes, una de las cumbres más emblemáticas de España, con una altitud de 2.519 metros. En esta aventura, estuvieron arropados por Sebastián Álvaro y la empresa Janssen.

Durante el acto, se han entregado también los premios Asapme a personas o entidades que han destacado por su trabajo en favor de la salud mental. En esta ocasión, la junta directiva de esta entidad ha decidido reconocer al Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y a la Fundación DKV Integralia. Ha clausurado el acto el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya. 

Etiquetas
Comentarios