Despliega el menú
Aragón

Las atenciones en las urgencias crecen, pero se reducen un 8% sus usos indebidos

Se han contabilizado un total de 351.132 asistencias de enero a julio, un 0,39% (1.347) más que en el mismo periodo del año anterior.

Una ambulancia de transporte sanitario urgente sale del hospital Miguel Servet.
Una ambulancia de transporte sanitario urgente sale del hospital Miguel Servet.
Oliver Duch

Las atenciones en las urgencias hospitalarias crecen cada año. Durante los siete primeros meses de 2017, han pasado por estos servicios 351.132 personas, 1.347 (un 0,39%) más que en el mismo periodo de 2016. De estas, un 57,74% son asistencias leves que podrían haberse resuelto en otros niveles asistenciales, aunque esta cifra es inferior a la del año pasado cuando este tipo de atenciones superaron el 65,40%. Desde Sanidad se asegura que las campañas de concienciación para evitar el uso indebido de las urgencias han comenzado a funcionar y se empiezan a obtener los primeros resultados.

Las más de 350.000 asistencias en los siete primeros meses de año suponen una media de 1.656 urgencias diarias. De momento, ha sido enero el que más demanda tuvo, al coincidir con el pico de la epidemia de la gripe. En total, los servicios de urgencias acumularon 51.007 atenciones, cuando en 2016 fueron 49.214, 1.793 menos. En el segundo trimestre también se produjo un aumento sostenido de las atenciones: se incrementaron respecto al año pasado un 5,06% en abril; un 2,77% en mayo y un 3,52% en junio. En julio, el crecimiento fue de 0,75% respecto al año anterior.

Sonlos hospitales de la capital aragonesa los que concentran la mayor parte de asistencias. Por el Miguel Servet han pasado durante este periodo 118.370 personas, mientras que por el Clínico Lozano Blesa lo hicieron 79.077. Le siguen el Royo Villanova, con 47.018; el San Jorge de Huesca, con 20.150, o el hospital de Barbastro, con 19.042. Es significativo el incremento de atenciones en el servicio de Urgencias de Alcañiz, que ha atendido 13.492 personas, un 4,44% más que en 2016.

Los hospitales públicos aragoneses atendieron 1.656 urgencias diarias durante los primeros meses de 2017

La demanda ha aumentado

Es precisamente a partir de estas fechas, con la llegada del otoño y la bajada de las temperaturas, cuando la demanda de estos servicios se dispara. Ayer mismo, algunas fuentes consultadas admitieron que se había notado un incremento de atenciones, aunque no se habían generado problemas importantes. De hecho, normalmente, los lunes y los martes son los peores días de la semana y cuando las direcciones de los centros sanitarios tienen más problemas para absorber todas las asistencias y, sobre todo, los ingresos.

Los hospitales públicos aragoneses atendieron 1.656 urgencias diarias durante los primeros meses de 2017

Los responsables sanitarios y los trabajadores de urgencias son conscientes del incremento de atenciones durante los últimos años en estos servicios y las dificultades que existen para reducir o controlar esta afluencia de pacientes. "La solución se escapa de las urgencias, supone implicar a otros niveles asistenciales y fomentar la educación sanitaria", aseguró la coordinadora de Urgencias del hospital Clínico de Zaragoza, Beatriz Amores, que aseguró que en los últimos años ya se han tomado algunas medidas, como agilizar el "drenaje" de pacientes desde los servicios de urgencias al resto del hospital, facilitar los traslados en ambulancia o simplificar las altas. "Hay que tener en cuenta que el número de ingresos se están manteniendo más o menos estables mientras se incrementan el número de asistencias. Esto es un aspecto importante", añadió la facultativa. De hecho, según datos facilitados por el Departamento de Sanidad, de todas las asistencias en urgencias, solo alrededor de un 12,10% de pacientes acaban hospitalizados, lo que supone un promedio de unos 200 al día.

¿Uso indebido?

Respecto a la utilización de los servicios de urgencias, todos los expertos coinciden en que es fundamental una educación sanitaria, pero insisten en que muchas veces cuando los usuarios van a Urgencias es para buscar lo que no se ofrece por "tiempo o capacidad" en otros niveles asistenciales. Además, la coordinadora de Urgencias del Clínico precisó que no todo el mundo a los que se les clasifica con niveles IV y V (los casos más leves) podrían ser atendidos en un centro de salud y, por lo tanto, no hacen un uso inadecuado de las urgencias. "No se puede generalizar. Algunos, por ejemplo, tienen una lesión traumatológica y es necesario una valoración en el hospital. No se puede solventar en otros niveles asistenciales", aseguró Amores.

Desde el Departamento de Sanidad subrayan los buenos resultados de las campañas de concienciación y educación sanitaria que se han difundido en los últimos meses. Estas mismas fuentes destacan que se han reducido las atenciones por dolencias más leves en los servicios de urgencias hospitalarios. Además, hacen hincapié en el refuerzo de los servicios de Atención Primaria durante la epidemia de gripe. De esta manera se consigue que los casos más simples no lleguen a las urgencias y que sean tratados por médicos de familia de los centros de salud.

Etiquetas
Comentarios