Aragón
Suscríbete

El ADIF también mantiene parado el tramo aragonés, que aún sigue pendiente de estudios

Mientras el Gobierno central cuestiona el bloqueo de la alta velocidad en Navarra, su planificación y construcción sigue igual de parada en el tramo aragonés, que depende única y exclusivamente del Ministerio de Fomento. La futura línea entre Zaragoza y Castejón de Navarra sigue pendiente de nuevos estudios pese a que se encargaron los proyectos hace casi una década, diseñados para duplicar el trazado existente para que el nuevo corredor fuera de altas prestaciones.

Su reactivación sigue siendo una incógnita, aunque el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) dispone de sendas partidas plurianuales de 151 millones para el "estudio, mejora y adaptación" del tramo entre 2017 y 2021. Esto supuso aparcar el diseño inicial de un trazado de alta velocidad, que requería el triple de inversión, 470 millones.

Para este ejercicio dispone solo de 150.000 euros para encargar los estudios, pero ayer ni siquiera aclararon a este diario desde el ADIF cuándo los licitarán.

Cambio de planes

No obstante, todo podría variar de nuevo. Los planes ahora pasaban por construir un tercer carril entre Zaragoza y Castejón (como se hizo en el AVE a Huesca) para dar una solución provisional que garantizara que todo el corredor estuviera listo en 2023, desde Zaragoza hasta la conexión con la Y vasca. Esta opción suponía un gran desembolso sin que realmente hubiera una ganancia real de tiempo y ahora el ministro pretende volver a la idea original, de modo que la vía entre Zaragoza y Castejón será de altas prestaciones. Lo que no ha detallado son los plazos y su coste.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión