Despliega el menú
Aragón

Innovación educativa: adiós a los libros de texto en la escuela

Unos 1.400 educadores participarán en el I Congreso Internacional de Innovación Educativa los días 22 y 23 en Zaragoza.

Aumnos del IES Valdespartera que participaron el curso pasado en un proyecto con la Agencia Espacial Europea
Aumnos del IES Valdespartera que participaron el curso pasado en un proyecto con la Agencia Espacial Europea

En el colegio de Alpartir (Zaragoza), reconocido mundialmente por su innovación educativa, no usan libros de texto. "Nosotros trabajamos por proyectos Los niños aprenden con Lego, ajedrez, paseos por el campo, investigación en el aula, libros de la biblioteca, páginas web, trabajo en equipo, etc. Son distintas herramientas para que los niños aprendan motivados. Para nosotros la innovación es buscar aquellos recursos que se adaptan a nuestras características de escuela rural y a los intereses de nuestros alumnos", explica su director, José Antonio Rodríguez, excoordinador del Foro de la innovación aragonesa y uno de los ponentes del I Congreso Internacional de Innovación Educativa, que se celebrará la próxima semana en Zaragoza.

Las inscripciones para el Congreso -que organiza el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón- se han agotado. Participarán unos 1.400 profesores y expertos internacionales. Las ponencias, talleres e intercambios de experiencias se desarrollarán los días 22 y 23 de septiembre en el Palacio de Congresos de Zaragoza.

Entre los ponentes figuran los aragoneses César Bona (maestro innovador, que estuvo nominado a los 'Nobel' de los docentes) y David Cuartielles (ingeniero, cofundador de Arduino, profesor en Suecia y nombrado en 2016 Emprendedor Social de Ashoka); la madrileña María Acaso (experta en educación artística); Richard Gerver (Premio Nacional de Enseñanza en el Reino Unido ), y el estadounidense David Johnson (cofundador del Instituto de Aprendizaje Cooperativo).

Innovación en Aragón

La innovación es una de las banderas del Departamento de Educación, que creó un Foro de la innovación con expertos y está promoviendo la difusión de nuevas metodologías en el aula, aunque sin un plan global ni un presupuesto específico. El Mapa de la Innovación de Aragón recoge casi 300 experiencias (muy heterogéneas) que ya se están llevando a cabo en 168 centros aragoneses. "El Congreso pretende ser un espacio de reflexión crítica, exploración e intercambio de conocimientos sobre la innovación educativa", aseguraron los responsables del Departamento en la presentación del congreso el pasado mes de junio.

El Congreso combinará ponencias teóricas, con talleres prácticos y comunicaciones basadas en experiencias profesionales o investigaciones. Entre los talleres, habrá sesiones de aprendizaje basado en proyectos por medio de videojuegos, construcción de un coche solar, educación neuroemocional, la inclusión de los drones en los proyectos curriculares de FP, realidad virtual, aprendizaje basado en el pensamiento o creación de páginas web.

"Creemos que hay otras maneras de enseñar y aprender fuera de los libros de texto tradicionales. La educación no ha avanzado mucho en comparación con la sociedad. Esperamos que este congreso sirva de intercambio de experiencias y cada vez vayamos dando más pasos hacia la innovación. Innovar en el aula es difícil a nivel organizativo pero muy enriquecedor", afirma Cristina Bohanna, profesora de Cultura Científica y Física y Química en el IES Valdespartera. Ella presentará una comunicación sobre el proyecto Astro Pi Challenge que desarrollaron el curso pasado en colaboración con la Agencia Espacial Europea. Un grupo de 50 alumnos de 4º de la ESO fue seleccionado para programar y realizar experimentos científicos (en inglés) en contacto con la estación espacial europea.

La innovación educativa tiene que ver con las nuevas tecnologías, pero también con las emociones, la convivencia en el aula y fuera de ella. Otra de las comunicaciones del congreso será sobre "el patio de recreo como espacio educativo", por Ángel Navarro, profesor de educación física del colegio María Moliner de Zaragoza. En su centro tienen un proyecto de transformación de los espacios del patio y de promoción de actividades coeducativas. "Ahora mismo tenemos unos patios que segregan a la mayoría del alumnado. El fútbol es la actividad principal y apenas queda espacio ni tiempo para otras actividades. El recreo puede ser un elemento educativo fundamental, que sirve para promover actividades físicas saludables y para mejorar las relaciones sociales", afirma Ángel Navarro.

Etiquetas
Comentarios