Aragón
Suscríbete

Turismo teatralizado: una combinación que funciona

Conocer el cementerio de Torrero de noche o la historia de la Ciudadela de Jaca de la mano de sus creadores es una realidad.

Visita teatrallizada en la Ciudadela de Jaca
Visita teatrallizada en la Ciudadela de Jaca
Raúl Campoy

Pasan tan solo unos minutos de las 20.30 y un grupo de unas 30 personas, farolillo tintineante en mano, accede a la parte antigua del cementerio de Torrero cuando empieza a anochecer. Se trata de una de las siete visitas teatralizadas organizadas durante este verano por la empresa zaragozana Gozarte, que abordan temáticas de lo más dispares como Los Sitios de Zaragoza, el cine, el sexo en la época romana o el arte mudéjar.

En este caso, la visita comienza de la mano de Cristina Gracia, la guía, que compartirá exteriores no solo con las inclemencias climáticas, sino también con varios personajes que aparecerán por sorpresa a lo largo de la ruta de unas dos horas de duración. En este caso, el vigilante del cementerio, una aburrida estatua y un fantasma… bastante bromista. Durante la velada, Gracia no solo habla de algunas personalidades que descansan en el emplazamiento, sino también de arquitectura, elementos decorativos y materiales, y de algunos de los hurtos más famosos de la historia del cementerio.

En cada una, guías y actores se entremezclan con el objetivo de descubrir las historias de siempre, muchas desconocidas, en clave de humor. “Estrenamos la primera visita teatralizada en el verano de 2003, ‘Bajo la luna mudéjar’, un espectáculo que se adentra en el paso de las culturas judía, árabe y cristiana por la capital aragonesa y que todavía se sigue llenando en cada sesión”, explica Maribel Estébanez, coordinadora y una de las guías de Gozarte.

Desde entonces, han estrenado decenas de visitas en distintos puntos de Aragón consiguiendo llegar a un público muy variado y de todas las edades. “Desde mediados de julio más de 1.000 personas nos han acompañado en algunas de nuestras rutas teatralizadas, que, sin embargo, tan solo suponen el 10% de nuestra actividad ya que hacemos visitas tradicionales dinamizadas, escolares o musicales”, añade.

Además, Estébanez destaca que, lejos de lo que se pueda suponer, la mayoría de su público es gente de Zaragoza. “Hemos logrado llegar a vecinos de Zaragoza que quieren saber más sobre su historia”, asevera. ¿Su secreto? “Sentir auténtica pasión por la historia y por contarla”, sostiene.

Verónica Fernández es otra de las guías de Gozarte, en este caso a cargo de contar la historia del cine de la capital zaragozana. Una historia que comienza y termina con la claqueta de Gozarte y, como no podía ser de otra manera, con el rodaje de ‘Nobleza baturra’ (1935) y dos baturros figurantes que se han perdido. Durante su periplo, hasta se animan con una copla y una jota aragonesa. También se muestran imágenes de una de las bodas más multitudinarias que ha vivido la plaza del Pilar, la de Carmen Sevilla y Augusto Algueró el 23 de febrero de 1961, o se realiza un recorrido por la historia de las salas de cine más emblemáticas de la ciudad, como el Ena Victoria (1908) o el Cinema Alhambra (1911).

Tras rememorar el rodaje de ‘Salomón y la reina de Saba’ (1959) de King Vidor, de la mano de algunos de sus protagonistas, la visita acaba con algunas de las últimas películas que más han dado que hablar como ‘De tu ventana a la mía’, de Paula Ortiz, o ‘Nuestros Amantes’ de Miguel Ángel Lamata, cuyos escenarios también se visitan a lo largo de la ruta. El precio oscila entre los 10 y los 15 euros por persona.

“Nos encanta que nos enseñen a ver Zaragoza de una manera diferente, hacen un gran trabajo por nuestro patrimonio”, afirma Asun, una de las participantes. “Ya hemos hecho casi todas las rutas que hacen y creo que una de las más sorprendentes es la del cementerio. Es una visita que hacemos en otros países y no se nos ocurre en nuestra propia ciudad”, añade Lidia.

Estos son tan solo algunos de los ejemplos de las rutas teatralizadas que lleva a cabo la empresa fundada por Carlos Millán en el año 2001, y que también les ha llevado a la Cartuja Baja con ‘Tras la sombra de los cartujos’, o a las comarcas de Sobrarbe-Ribagorza, Gudar-Javalambre y Calatayud-Aranda, Sos o Daroca. “Igualmente, en Zaragoza, de manera puntual, hacemos actividades temáticas como la de ‘Las mujeres en los Sitios’, ‘Los Sueños de Goya’ o ‘Gargallo y la modernidad’”, concluye Estébanez.

Jaca cautiva a unos 20.000 espectadores

Otro de los grandes ejemplos de que esta fórmula funciona es, sin duda, el espectáculo ‘La memoria de la piedra’ , que desde hace 4 años invade la Ciudadela de Jaca cada verano llenando sesión tras sesión. “Estamos a punto de alcanzar los 20.000 espectadores”, explica Toño L'Hotellerie, director, guionista y uno de los actores. En su caso, asegura que los secretos radican en el rigor histórico y, sobre todo, en “el hecho de contar con actores profesionales”,. Tras el éxito cosechado este verano, el espectáculo se prolongará hasta el 8 de septiembre y regresará durante las fiestas del Pilar y en Semana Santa.

Resumir 500 años de historia no es fácil, por eso tratan de hacerlo con grandes dosis de humor y con protagonistas como la propia piedra de La Ciudadela que cobra vida en el show, Tiburcio Spanoqui, su constructor, o el fantasma del primer maestre de campo don Juan de Velasco, entre otros. “Lo que nos queda después de cada sesión es que la gente se va feliz. Es una manera muy enriquecedora de dar a conocer nuestro patrimonio y nuestras raíces”, añade el actor. El precio del espectáculo es de 10 a 12 euros.

El intérprete, que casualmente nació en el interior de La Ciudadela debido a que su padre era militar en Jaca, coordina otros dos espectáculos. ‘El legado’, que se realiza en el mismo emplazamiento durante el invierno, e ‘Historia y Leyenda bajo la roca’, en San Juan de la Peña, con los actores Paco Fomento y Ana Pavía. “Este evento comenzó como una experiencia piloto y acabó colgando el cartel de ‘Entradas agotadas’ en toda sus sesiones”, explica L´Hotellerie.

En este caso son los propios monjes quienes desvelarán cómo era su vida en 1675 en el viejo monasterio y su traslado al actual, así como sus hábitos, costumbres y tradiciones. El precio del espectáculo es de 7 euros en el caso de la entrada infantil y 12, la de adulto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión