Aragón
Suscríbete

Congosto de Obarra, para iniciarse en el barranquismo en verano

El congosto de Obarra, en el río Isábena, es una magnífica garganta, bien excavada, estrecha y de altas paredes. Un lugar perfecto en verano para iniciarse en el barranquismo.

Croquis topográfico del descenso del congosto de Obarra.
Croquis topográfico del descenso del congosto de Obarra.
Javier Guerrero

Apenas a unos metros por debajo de la carretera, el ambiente del cañón y la tranquilidad que da un tráfico bastante escaso nos harán olvidar lo cerca que se encuentra, siempre que no miremos hacia arriba. Aunque en estiaje el barranco no reviste ninguna dificultad y es perfecto para la iniciación, a principios de temporada o tras lluvias suele llevar un caudal muy elevado, que puede hacer del descenso un ejercicio técnico o directamente imposibilitarlo.

Para llegar hasta el congosto de Obarra desde Bonansa, seguiremos la carretera A-1605 en dirección a Graus. Pasado el punto kilométrico 42 y, justo antes de entrar en el primero de los túneles del congosto de Obarra, veremos a la izquierda un espacio para aparcar. Luego solo tendremos que cruzar el primer túnel y, al otro lado, bajar por la derecha al torrente seco que, pasando bajo la carretera, nos permitirá acceder al barranco de forma casi inmediata (5 min). Si, por contra, decidimos dejar el coche al final del descenso, continuaremos con nuestro vehículo carretera abajo y, al salir del último túnel, aparcaremos a la izquierda en cuanto podamos, debiendo volver atrás caminando para acceder al cauce como se ha indicado (15 min).

El congosto

En un primer momento, el descenso alterna un par de estrechos acuáticos con un tramo de río más ancho. Sin embargo, el cauce enseguida se encierra y mantiene su enclaustramiento hasta el final. Superaremos un par de resaltes (uno de ellos equipado habitualmente con cuerda fija) y nos adentraremos en una sucesión de pasillos y tramos de nado sin dificultades técnicas. En el interior de la garganta, los tramos más estrechos llegan a tener poco más de un metro de ancho, por lo que este sencillo descenso puede crearnos serios apuros en caso de afrontarlo con caudal alto, además de requerir de cuerdas y material de instalación. El río Isábena tiene una cuenca importante, por lo que es necesario evaluar bien las condiciones existentes antes de entrar. Ello puede hacerse desde una ventana, situada en el interior del segundo túnel, que permite observar el primer resalte y el inicio del estrecho que le sigue.

Una vez finalizada la garganta, en un tramo más abierto, la orilla derecha pierde desnivel. Subiremos a la carretera por un terraplén y volveremos al coche. Si hemos de caminar a pie por los túneles de la carretera es recomendable llevar elementos que nos hagan visibles (frontal, chaleco reflectante). Mucha precaución.

Croquis topográfico del descenso del congosto de Obarra.

Datos útiles

Dificultad: v1 a4 IV

Altitud del inicio: 1.050 m

Desnivel: 20 m

Longitud: 600 m

Tiempo de descenso: 45 min

Época recomendada: junio a octubre

Condiciones: sin rapeles ni escapes. Necesario neopreno.

Toda la información: J. Guerrero, ‘Cañones y barrancos de la Ribagorza’, Prames, 2017.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión