Aragón
Suscríbete por 1€

Pedro Sánchez quiere que Sumelzo dispute a Lambán las primarias del PSOE en Aragón

El comité regional decidirá el 1 de septiembre la fecha del proceso para recoger avales y votar. El presidente propondrá otro acuerdo interno tras el debate sobre el estado de la Comunidad.

Javier Lambán y Susana Sumelzo
Pedro Sánchez quiere que Sumelzo dispute a Lambán las primarias del PSOE en Aragón
Heraldo

Hay contactos, pero muy poca sintonía entre los dirigentes socialistas nacionales y los aragoneses, aunque todos apuestan por el acuerdo para evitar otra guerra fratricida. La ejecutiva federal del PSOE quiere que Susana Sumelzo (persona de máxima confianza de Pedro Sánchez) dispute a Javier Lambán el liderazgo del partido en las primarias de Aragón, con o sin acuerdo. Eso merma las posibilidades de un pacto, porque Lambán no va a renunciar. Tampoco Sumelzo tiene decidido ya si asumirá el reto contra su mentor u optará por una alternativa, que podría ser la de Miguel Dalmau, alcalde Utebo.

La presión de Ferraz va creciendo a medida que Sánchez no logra pasar factura a quienes apoyaron a Susana Díaz en las primarias que él ganó contra pronóstico. Ha perdido todas sus apuestas en Valencia, Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. La única pieza importante territorial que aún podría cobrarse, incluso a costa del perjudicar al conjunto del partido, sería al líder de Aragón, el más beligerante de los barones antes de las primarias federales del 21 de mayo. Pero necesita a Sumelzo, que tendrá muy difícil ganar a Lambán pero partiría con más posibilidades que Dalmau o que el alcalde de Cariñena, Sergio Ortiz, que también ha sonado en las quinielas de los sanchistas.

Eso sí, el tiempo para tomar una decisión se les agota. El próximo 1 de septiembre se reunirá el comité regional para fijar los plazos del proceso –recogida de avales y votación–, que, salvo imprevistos, tendrá lugar la última semana del mes que viene para no coincidir con las fiestas del Pilar. El congreso regional se convocará para finales de octubre o principios de noviembre.

Por lo tanto, el presidente Lambán gana cierto margen para intentar un acuerdo interno que englobe las primarias, la dirección regional y una reestructuración interna del partido, principalmente en Zaragoza capital. Así como cambios en el propio Gobierno de Aragón, tanto a nivel de consejeros (cuestión que por ahora no se plantea) como de altos cargos en las áreas de Economía e Industria, Corporación Empresarial, Sanidad, Administración Local y Desarrollo Rural.

En definitiva, Lambán propone un pacto conjunto a la federal y a sus críticos en Aragón, que incluye cerrar filas con Pedro Sánchez (como secretario federal y candidato a la Moncloa) y con el Gobierno PSOE-CHA que él preside. El acuerdo se basaría en el apoyo a su candidatura en las primarias y a una ejecutiva regional de consenso y renovada con los sanchistas y críticos.

La opción de que Lambán no se presente a las primarias y ceda la secretaría general a Sumelzo o a otro nombre propuesto por la federal asumiendo un rol secundario (presidente del partido, por ejemplo), está descartada, según la mayoría de dirigentes aragoneses. Queda la duda sobre el anuncio de Lambán de convocar elecciones autonómicas anticipadas si pierde las primarias o la dirección nacional maniobra para dejarlo relegado. Si lo hiciera, las expectativas del PSOE caerían bajo mínimos en estos comicios y en 2019. Y eso lo quieren evitar todas las partes implicadas ante el más que posible descalabro.

Lambán, que tiene el apoyo casi total de la provincia de Zaragoza que dirige Juan Antonio Sánchez Quero, necesitará también un acercamiento con el PSOE-Huesca (con Miguel Gracia y Antonio Cosculluela como referentes y decisivos en este proceso), para evitar la división de Teruel y buscar una solución en Zaragoza capital contando con los críticos que encabeza Carmen Dueso. Estos posibles cambios en el Gobierno, de los que algunos ya se vienen anunciando desde hace un año, no se plantearán hasta que no esté solucionado el tema interno del PSOE.

Una de las claves es el proyecto que presente Lambán, fruto de la gestión del Ejecutivo de Aragón desde 2015, de los pactos suscritos con Podemos, CHA e IU y del desarrollo de las políticas sociales. De hecho, el presidente aprovechará el debate sobre el estado de la Comunidad, que se celebrará en las Cortes justo antes de las primarias (se prevé en torno al 13 o 20 de septiembre), para hacer un balance "de las políticas de izquierdas suscritas con Podemos, en la línea que reclama Sánchez", en palabras de varios dirigentes socialistas, por lo que "no habría motivo para que la federal justifique un ataque directo o indirecto contra Lambán".

El problema con las fechas es que tanto la oposición (PP, PAR y C’s) como los socios parlamentarios (Podemos, CHA e IU) usarán la crisis interna para cuestionar a Lambán en el citado debate sobre la Comunidad. En este sentido, el PP será el que más arremeta contra el presidente tras los desencuentros por los presupuestos y la concertada. Para los socialistas, "el ataque de Beamonte (que se estrenará como líder del PP-Aragón) favorecerá la imagen de "izquierdas" que quiere trasladar Lambán a los suyos y a los aragoneses. Además, tanto Podemos como IU, por distintos motivos, matizarán sus críticas al gobierno PSOE-CHA.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión