Aragón
Suscríbete por 1€

El aumento de casos de paperas anuncia que Aragón tendrá este año un repunte de la enfermedad

Hasta la semana pasada se habían registrado 431 enfermos, una cifra que casi cuadruplica la de todo el año 2016.

Parotiditis
Parotiditis
Heraldo

Con toda probabilidad, cuando finalice 2017, Aragón contabilizará un número de casos de paperas (parotiditis) muy superior a los registrados en los últimos años. El boletín epidemiológico publicado por Salud Pública la semana pasada así lo avanzaba. El documento recogía que hasta el 13 de agosto se habían registrado en la Comunidad 431 casos, una cifra que duplica la media de los últimos cinco años (que fue de 185) y cuadruplica la de todo 2016, un ejercicio que finalizó con 136 casos de paperas.

Las cifras de este año, con ser elevadas, no preocupan a Salud Pública, que considera que la evolución de la parotiditis está dentro del patrón cíclico que la enfermedad sigue desde 1982, fecha en la que se incluyó la triple vírica (paperas, sarampión y rubeola) en el calendario de vacunación de la Comunidad. Con esta medida sanitaria se logró "una reducción espectacular y que la incidencia en Aragón pasara de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, a menos de 5 por 100.000", explica Juan Pablo Alonso, jefe de Vigilancia Epidemiológica de la dirección general de Salud Pública del Gobierno de Aragón. "Desde esa fecha, se puede dar por controlada la enfermedad, pero no está erradicada. Lo que significa –explica Alonso– que la patología reaparece por oleadas, siguiendo un patrón cíclico, que hace aumentar el número de casos cada tres, cuatro o cinco años". Que es lo que parece que está ocurriendo en este momento en Aragón.

Este comportamiento puede apreciarse en los gráficos de evolución recogidos en el último informe de Salud Pública sobre parotiditis, que analizan el comportamiento de la enfermedad desde 2000 hasta 2016. En ellos se ve que tras el repunte de 2006 (con 1.040 casos), la cifra fue descendiendo paulatinamente en los años siguientes hasta llegar a 2009 (con 35 casos), momento en que volvió a crecer hasta registrar un nuevo pico en 2013 (299 enfermos), para volver a descender en los ejercicios posteriores.

Según este patrón, Aragón estaría este año en la parte alta del ciclo y, por tanto, registrará un repunte puntual de la enfermedad.

Razones del aumento

Son varias las razones de este repunte de la enfermedad. En unos casos, explica Alonso, se debe a que no todos los ciudadanos consiguen inmunizarse, ya que aunque la vacuna es un buen método, se calcula que tiene una efectividad del 90%. En otros casos, puede ser debido a que la vacuna no tenía la efectividad deseada.

"Este comportamiento de la enfermedad está aquí para quedarse –explica el jefe de Epidemiología de Salud Pública–. No solo ocurre en Aragón, pasa también en el resto de España y en Europa". Ante esta circunstancia, Alonso pide que no se magnifique la situación, pero sí recuerda que la mejor forma de protegerse contra la enfermedad o su contagio es la vacunación. "Desde Salud Pública lo que tratamos de hacer –explica– es detectar cuanto antes los casos, los pequeños brotes que afectan a unas pocas personas, para aislarlas y que se evite el contagio. Asimismo, tratamos de localizar a los ciudadanos que han podido estar cerca de los enfermos para comprobar que estén vacunados y si no lo están, vacunarlos". También aprovecha para recordar que se vacune a los niños (un primer pinchazo a los 12 meses y una segunda dosis de refuerzo a los 3 años).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión