Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La Casa del Traductor de Tarazona volverá a organizar las Jornadas en torno a la Traducción Literaria

El nuevo coordinador del centro, Enrique Alda, trabaja ya en dar forma a este proyecto que se celebrará a mediados de octubre.

Traductores trabajando en la Casa, que se ubica en Tarazona desde el año 1988.
Traductores trabajando en la Casa, que se ubica en Tarazona desde el año 1988.
N. B.

La Casa del Traductor de Tarazona se ha propuesto dinamizar la institución y por eso, volverá a organizar las Jornadas en torno a la Traducción Literaria, que dejaron de celebrarse hace unos años.

El nuevo coordinador del centro, Enrique Alda, trabaja ya en dar forma a este proyecto que se celebrará a mediados de octubre. “Tengo mucha ilusión en esta nueva etapa de las Jornadas”, confirma Alda sin desvelar todavía demasiado de la posible programación.

Esta cita anual servía para reivindicar el papel de los traductores en el mundo literario, que a menudo pasa completamente desapercibido. “Si no hubiera traductores, no se podrían leer más que obras en el propio idioma o dominar varias lenguas. Pasamos bastante inadvertidos y desde las asociaciones de traductores lo que se intenta es reivindicar esta figura”, explica el coordinador de la Casa del Traductor.

Son pocas las editoriales que indican el nombre del traductor en una zona visible de los libros, y “los críticos literarios nunca nos mencionan y eso que ellos han leído la traducción, no el original”, dice Enrique Alda.

Las Jornadas servirán también para promocionar la propia Casa del Traductor, la única que hay en España y que forma parte de la Red Europea de Casas y Colegios de Traductores Literarios. Con este mismo objetivo se están programando también actividades abiertas a todos los públicos, para poner en valor la institución de la ciudad turiasonense y es que la Casa, “además de espacio de trabajo, dispone de salas amplias en las que poder realizar diferentes actos”.

Habitaciones llenas

Pero el principal reto para el coordinador es llenar la Casa de traductores, “los 365 días del año”. “Tenemos siete habitaciones y el objetivo sería aprovechar al máximo las instalaciones que tenemos, no sé si lo conseguiré”, afirma.

Para ello, se siguen ofertando becas. “La columna vertebral de todas las Casas del Traductor en las que he estado son los traductores que van a ellas a trabajar. En Tarazona damos doce becas al año y este 2017 hemos ofrecido también becas de residencia, con las que no les damos ningún dinero en efectivo a los traductores, pero pueden residir en la Casa durante un tiempo para realizar sus trabajos, algo que queremos ampliar a la creación literaria”, adelanta Enrique Alda.

Además, el coordinador mantiene contactos para colaborar con las universidades españolas que imparten el Grado de Traducción para llegar a acuerdos de colaboración. La Universidad San Jorge ha sido la primera en cerrar un convenio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión