Despliega el menú
Aragón

El alcalde de Batea deja la pelota de la anexión a Aragón en el tejado de la Generalitat

Joaquim Paladella da explicaciones sobre su postura en un mediático y tenso pleno al que han asistido decenas de personas.

Pleno del Ayuntamiento de Batea.
Pleno del Ayuntamiento de Batea.
Aránzazu Navarro

El controvertido órdago lanzado por el alcalde de la localidad tarraconense de Batea, Joaquim Paladella, sobre la posibilidad de anexionarse a Aragón ante la "discriminación" de la que entiende es objeto por parte de la Generalitat ha desembocado este martes en un mediático y tenso pleno municipal en el que el primer edil ha explicado su postura y los dos grupos de la oposición han solicitado su dimisión.

Tras dos horas y media de sesión, Paladella, que en ningún momento se ha retractado de sus intenciones, ha asegurado que la posibilidad de plantear un referéndum vecinal sobre su integración en la Comunidad de Aragón depende de que la Generalitat se siente a hablar sobre los problemas que afectan al municipio: la falta de 30 plazas concertadas de la residencia de ancianos y la implantación de tres parques eólicos.

La plaza Mayor de la población ha amanecido este mediodía con una pancarta en la que se podía leer 'La opinión de una persona jamás representará la voz de todo un pueblo. Paladella, no te saldrás con la tuya'. El salón de plenos se ha quedado pequeño para acoger a las decenas de vecinos que han querido seguir la sesión, entre ellos varios luciendo esteladas independentistas a la espalda, y que compartían los bancos con más de una docena de medios de comunicación.

El alcalde bateano, que gobierna con mayoría absoluta con una formación independiente (UPTA-PM). Unión por la Tierra Alta) ha insistido en que el trasfondo de esta polémica no es "una cuestión de banderas, sino de Batea y de personas". A lo largo del debate ha recalcado que lo importante es poner sobre la mesa las cuestiones por las que el municipio se siente "engañado" por el Govern. Por ello, ha dedicado una hora a explicar el estado en el que se encuentran problemas como los parques eólicos, sobre los que ha dicho que la Generalitat les quiere "puentear" aprobándolos mediante un plan especial, y la residencia de ancianos, acerca de la que asegura que "miente" al incluir en las estadísticas oficiales que las 60 plazas están funcionando.

Los grupos de la oposición, la agrupación Cent per Cent  Batea y Convergencia (hoy PDECat), han coincidido en solicitar la dimisión de Paladella. "Se ha permitido frivolizar sobre algo tan delicado como el derecho a decidir y lo ha desprestigiado y desnaturalizado", le ha recriminado el portavoz de Cent per Cent Batea, Ramón Arnal. Por su parte, el único representante del PDECat, Joan Batista Suñe, le ha acusado de "envenenar" al pueblo y "dividirlo por los cuatro costados" y ha asegurado que el ambiente vivido en el salón de plenos es la mejor prueba de que la mayoría de los bateanos no quieren pertenecer a Aragón.

Etiquetas
Comentarios