Despliega el menú
Aragón

Aragón pedirá mañana a la jueza entrar en el Museo de Lérida para llevarse los bienes de Sijena

La consejera de Cultura considera una “provocación” que la Generalitat anuncie que incumplirá la orden de devolución de las obras antes de fin de mes

Piezas del retablo de Santa Ana, procedentes de Sijena y retenidas en el Museo de Lérida.
Piezas del retablo de Santa Ana, procedentes de Sijena y retenidas en el Museo de Lérida.
Guillermo Mestre

El Gobierno de Aragón solicitará mañana miércoles al Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca la autorización para entrar en el Museo de Lérida para incautarse, con auxilio de la Policía Judicial, de los 44 bienes de Sijena retenidos.

Los servicios jurídicos cursarán si la Generalitat cumple su anuncio de no entregar este martes el plan de traslado de las piezas, tal y como ordenó la juez, ni hacer efectiva su devolución antes del próximo lunes.

La consejera aragonesa de Educación y Cultura, Mayte Pérez, ha hecho el anuncio este martes tras conocer que Cataluña piensa desobedecer por segunda vez la resolución del Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca que le obliga a enviar las piezas al monasterio de Sijena. “Si ya es grave en un Estado de derecho, aún lo es más que la Generalitat anuncie con toda la tranquilidad que va a incumplir. Es una provocación insoportable que no podemos permitir”, ha valorado.

Mayte Pérez ha recordado que la DGA ha solicitado en ocho ocasiones a la juez que envíe a la Policía a por los bienes para hacer cumplir la orden de devolución de los bienes, por lo que mañana solicitará directamente que autorice el próximo día 31 la entrada al Museo de Lérida a los servicios técnicos de la DGA. “Auxiliados por la Brigada de Patrimonio de la Policía Judicial para incautarse de los bienes y hacer el regreso directamente al monasterio de Siejna”, ha explicado.

La consejera ha explicado que esta petición, a la que la juez tendrá obligación de dar respuesta en tres días, pretende evitar que Cataluña aproveche el “limbo” de agosto. El plazo de entrega de las piezas expira a las diez de la noche del día 31 y el próximo mes es inhábil a efectos jurídicos, por lo que, de otro modo, habría que esperar hasta el mes de septiembre para adoptar medidas.

La DGA sostiene que a la Generalitat se la han dado “muchas oportunidades” para cumplir la sentencia, por lo que se ha llegado al punto del “hartazgo” y ha decidido tomar la iniciativa para evitar que el Gobierno catalán “vuelva a reírse de la Justicia y de Aragón”.

Etiquetas
Comentarios