Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

¿Cómo son las oficinas 'dog-friendly' de Zaragoza?

Son desconocidas pero cada vez más numerosas. En la capital aragonesa existen varios ejemplos de empresas que aceptan la presencia de perros durante la jornada laboral.

Melon, en Socialaholic.
Melon, en Socialaholic.

¿Existen oficinas 'dog-friendly' en la capital aragonesa? La respuesta es sí, y no pocas. En la actualidad existen varios empresarios que, ante la falta de tiempo y los problemas a la hora de conciliar la vida personal con la familiar han optado por llevarse a sus compañeros de cuatro patas al trabajo. Todo un acierto y un beneficio mutuo, coinciden.

Desde el pasado mes de abril, Melón se ha convertido en uno más en la oficina de Socialaholic, empresa de marketing 'online' especializada en diseño web, redes sociales y comunicación corporativa ubicada en el espacio de coworking TheHackership. La iniciativa partió uno de sus socios fundadores, David Aguelo, cuyo objetivo era, sobre todo, mejorar su calidad de vida y la de su perro. “Me producía mucho estrés pensar en el tiempo que llevaba solo en casa y no me concentraba en el trabajo como debería. Por eso decidimos probar”, explica.

Poco a poco, este bulldog francés se ha convertido en “el becario” de la empresa zaragozana que cuenta con seis trabajadores que se han adaptado perfectamente a la iniciativa. “Hemos notado que desde su llegada, el equipo socializa más, y, en general, ha mejorado el entorno”, destaca. “Al principio?,? Melón, que acaba de cumplir 6 años, se ponía algo nervioso. Pero poco a poco se ha ido adaptando a la gente”, afirma el empresario, quien asegura que una de las premisas principales era que no afectase al trabajo diario.

“Hemos leído que la presencia de un perro en el lugar de trabajo mejora la productividad y el rendimiento del personal, y puede crear temas de conversación y fomentar la creatividad”, añade Aguelo. De momento? confirman que  “el ambiente es mucho más distendido”.

Además, se trata de una alternativa que ha extendido al resto de trabajadores de la empresa. “Mi pareja se fue una semana de viaje y Argos, nuestro caniche, se iba a quedar solo en casa. ? ?Para mí fue un alivio poder traerlo al trabajo”, explica Juan Luis, uno de los trabajadores de la empresa.

Otro ejemplo de inclusión animal en el entorno de trabajo es el de la productora audiovisual Tiramisú Producciones. “Admitimos animales desde que nos mudamos a la Estación de Autobuses en Zaragoza”, explica Nuria Rubio, socia y dueña del pequeño Lukas, un chihuahua que ya tiene su sitio fijo en el local. “En ocasiones hemos recibido visitas de colaboradores que han traído a sus perros y nunca ha habido ningún problema, al contrario”, asegura.

Como explica Montxo Ferrandez, vocal del Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, las ventajas de esta iniciativa son evidentes. “Desde el punto de vista profesional, un perro va a estar mejor acompañado siempre que se den las condiciones óptimas de espacio y de adaptación del animal”, asegura.

Por eso no sirve cualquier animal. “Es una cuestión de carácter, aunque existen veterinarios etólogos, que son especialistas en comportamiento y que estarían capacitados en trabajar con perros con problemas de socialización, miedos o fobias”, añade.

Y, por supuesto, no sirve cualquier entorno de trabajo: "Es ideal para clínicas veterinarias, oficinas, trabajos al aire libre... cosas que le permitan disfrutar y a nosotros estar pendientes". ?

Del mismo modo, ?el veterinario destaca que tampoco ?puede adaptarse a todo tipo de especies. “Los gatos o los conejos, por ejemplo, son más territoriales y al abandonar su hogar se estresan con facilidad. Otro tipo de animales como los loros podrían ser muy ruidosos. Desde luego, el perro es el animal que mejor se puede adaptar ?al trabajo en la oficina ?por tratarse de un ser sociable que vive en compañía”, concluye el profesional.

Tiendas y comercios pet-friendly

Esta nueva tendencia se extiende, cada vez más, y ha dado el salto a algunos comercios de la capital aragonesa. Sin embargo, como explica Beatriz Gariburo, gerente de BGB shop, tienda de ropa ubicada en el paseo de Fernando el Católico, en su caso viene de largo. “Romeo tiene 7 años, y lleva desde los 4 meses viniendo a la tienda conmigo prácticamente a diario”, explica la zaragozana. Poco a poco, este pequeño bulldog francés ha pasado a convertirse en una parte fundamental del establecimiento, tanto que se convirtió en la imagen de la tienda en 2010.

Algo parecido ocurre en Canalla Shop, un espacio ubicado en el barrio de la Madalena donde se vende calzado urbano y complementos de moda, así como un punto de encuentro de obras de artistas emergentes de todo tipo de disciplinas. “Los animales también tienen derecho a acompañar a las personas en su tiempo libre. Nos molestaría ver a los compañeros de alguien esperando en la puerta mientras echan un vistazo a los productos de la tienda o compran alguna zapatilla”, explican. “Además, cada día hay más tolerancia hacia los animales y nunca hemos tenido quejas al respecto aunque aún nos queda mucho para parecernos a la mayor parte de países de Europa”, añaden.?

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión