Aragón

El nuevo espacio de la D.O. Somontano

El ente vitivinícola cuenta en su sede con el nuevo restaurante El Trasiego y una remodelación del Museo del Vino.

El nuevo espacio de la D.O. Somontano

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano ha inaugurado en sus instalaciones en el antiguo hospital de San Julián dos nuevos espacios abiertos al público: el reformado Museo del Vino y el restaurante y tienda El Trasiego.

En la primera planta se ubica el remodelado Museo del Vino, con un audiovisual nuevo, y también con paneles interpretativos digitales. La empresa FotoPrixma se ha encargado de adaptar a las nuevas tecnologías el concepto de un espacio sensorial en el que se promociona la comarca del Somontano y sus vinos con materiales audiovisuales y digitales.

Y de la teoría se pasa a la práctica en la planta calle, con el esperado nuevo restaurante El Trasiego. Sus responsables Javier Matinero en la cocina y Natalia Gracia en la enología llevaban un año y medio trabajando en el proyecto y este viernes han recibido un ‘bautismo de fuego’ que ha reunido a gente del mundo de la política, de las bodegas y de los medios de comunicación entre otros. El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, los presidentes de la Comarca y del Centro de Desarrollo Rural del Somontano, Jaime Facerías y Mariano Altemir respectivamente, el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, la vicepresidenta Elisa Sancho y la diputada Maribel de Pablos, el director general del INAGA, Jesús Lobera, entre otros responsables políticos han compartido mesa y mantel con destacados representantes de las bodegas de la comarca como el empresario Luis Nozaleda de Enate, o los directores y enólogos de las empresas vitivinícolas más destacadas de la denominación, entre otros representantes del consejo regulador, viticultores, etc.

Sin duda la inauguración del nuevo Trasiego, un local que triunfó hace unos años en Barbastro por su concepto de cocina de vanguardia, fue todo un evento. El restaurante dará empleo entre doce y quince cocineros y camareros según la temporada. Sus puertas al público abrirán el próximo 25 de julio y habrá dos espacios: el restaurante para cuarenta comensales (menú a partir de 18 euros) y una sala bar donde se servirán tapas y vinos de la D.O. Somontano.

La inauguración tuvo también un tono de despedida ya que el actual presidente del ente vitivinícola, Mariano Beroz, deja el cargo tras 25 años. El próximo lunes 17, el Consejo Regulador de la D.O. elegirá a un nuevo presidente de consenso. Su nombre todavía no se ha desvelado entre los mentideros de la ciudad del Vero.

Mariano Beroz señaló que el acto de este viernes más que a despedida “y a funeral huele a bautismo y a renacer”. Beroz recordó el apoyo del ex presidente popular del Gobierno de Aragón, Santiago Lanzuela, pero también el apoyo continuado del resto de responsables de las administraciones públicas de la Comunidad Autónoma.

Por su parte, el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, subrayó el valor que ha dado la viticultura a la comarca. “Hay que pensar más allá de Moulinex”, afirmó en relación al cierre de esta importante multinacional que sumió en un bache industrial a Barbastro. “El vino fue una apuesta hace décadas y ahora hay 32 bodegas asentadas en un sector que no es fácil pero que tiene una gran importancia. En momentos de crisis es cuando más hay que mirar hacia dentro y recuperar nuestros recursos y oportunidades que no sabemos a veces aprovechar. El vino es un recurso de difícil deslocalización y que ha dado a esta comarca una imagen de modernidad y nuevas perspectivas a la ciudad”, sentenció Cosculluela.

Etiquetas
Comentarios