Despliega el menú
Aragón

Las crías de visón europeo de La Alfranca, listas para aprender en el medio natural

Los Veterinarios del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la DGA han realizado un segundo chequeo a las crías, que nacieron hace un mes.

Una de las crías de visón europeo de La Alfranca que fueron liberadas.
Una de las crías de Visón de La Alfranca.
Gobierno de Aragón

Veterinarios del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre que el Gobierno de Aragón tiene en la finca de La Alfranca, en Pastriz,  han realizado un segundo chequeo a las siete crías de visón europeo que nacieron hace un mes y que próximamente serán soltadas en el medio natural para formar una colonia.

En esta segunda revisión, a la que ha asistido la directora general de Sostenibilidad, María Pilar Gómez, se ha procedido también a su marcaje individual mediante microchip y se ha comprobado asimismo que la evolución de los animales sigue siendo favorable tras la revisión anterior, que tuvo lugar hace 20 días.

Según Chabier González, veterinario del centro, las crías “han crecido muy bien, tienen un peso muy bueno y han abierto los ojos cuando corresponde”, con lo que el desarrollo de las mismas discurre según lo previsto.

De esta manera, se espera que en breve los siete cachorros de Isábena y Kobeta, dos machos y cinco hembras a los que se les ha bautizado con los nombres de Moncayo, Mayenco, Maladeta, Mora, Mistela, Mirambel y Mozeta, abran los ojos, algunos ya lo han hecho, y comiencen a explorar los jaulones de presuelta donde se encuentran alojados para adquirir todos los conocimientos y enseñanzas de sus madres, necesarios para asegurar una adecuada adaptación al medio natural donde serán liberados a finales de este verano.

Los jaulones tienen 50 metros cuadrados, vegetación natural y una piscina donde encontrarán presa viva. “Ellos van a ir con la madre y cuando acaben el destete o un poco antes esta les enseñará a capturar las presas”, explica González.

Estas crías de visón europeo formarán parte del programa experimental de constitución de una nueva población o colonización asistida en la cuenca del río Aragón entre Jaca y el límite con Navarra, territorio en el que no está presente el visón americano, especie exótica invasora que constituye actualmente la principal amenaza para la supervivencia del autóctono.

Con estas actuaciones se intenta garantizar la viabilidad de las poblaciones de visón europeo, dando tiempo además a que las campañas de control de visón americano puedan dar sus frutos y queden liberados hábitats que puedan ser de nuevo ocupados por la especie continental.

El Mustela lutreola, del que se estima que quedan menos de 500 ejemplares en nuestro país, se encuentra catalogado como “en peligro de extinción” y está considerado en peligro crítico de extinción por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) desde 2011, ya que ha visto reducida drásticamente su distribución mundial original a menos de un 10%. “Ahora mismo es el mamífero más amenazado de Europa, con una categoría de amenaza superior a la del lince Ibérico”, según señala el veterinario de Sarga, empresa que gestiona el centro de recuperación.

Las acciones que se llevan a cabo con el visón europeo son auspiciadas por los expertos y socios del proyecto Life Lutreola Spain, cuya última reunión tuvo lugar el pasado 21 de junio en Vitoria, en un seminario de trabajo. El Gobierno de Aragón es socio del proyecto, junto con el Gobierno de La Rioja, la Generalitat Valenciana, las tres diputaciones forales vascas, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, el Parque de Naturaleza Senda Viva y la Asociación Visón Europeo, con la empresa pública Tragsatec como coordinadora de las acciones del proyecto.

Life Lutreola Spain tiene como propósito principal contribuir a la conservación del visón europeo y está cofinanciado al 75 por ciento por la Comisión Europea en el marco del programa LIFE+. Se desarrolla entre 2014 y 2018 en territorios del País Vasco, La Rioja, Aragón y la Comunidad Valenciana.

Etiquetas
Comentarios