Despliega el menú
Aragón

El mosquito tigre se ha expandido por todo Aragón a través de los vehículos

El insecto, que puede causar enfermedades como el zika, viaja en los coches desde comunidades ya colonizadas.

El mosquito tigre es muy molesto por sus agresivas picaduras.
El mosquito tigre es muy molesto por sus agresivas picaduras
iStockphoto/Sopon Phikanesuan

La expansión del mosquito tigre no cesa. A pesar de las medidas implantadas, las tres provincias aragonesas ya están colonizadas y los expertos no descartan que continúe esta invasión. Un informe nacional de vigilancia entomológica reconoce que los resultados obtenidos reafirman la idea de que la propagación de este díptero está muy ligada a las principales vías de comunicación y a los turismos, sobre todo en municipios próximos a Cataluña.

La colonización del ‘Aedes albopictus’ o mosquito tigre preocupa a las autoridades sanitarias, ya que es un posible transmisor de algunas enfermedades, entre ellas, el virus zika. Aunque ya se habían ido ofreciendo datos desde la dirección general de Salud Pública en los últimos meses, el boletín epidemiológico semanal, donde se informa de enfermedades de declaración obligatoria, recoge el último informe del Ministerio de Sanidad a nivel nacional y por comunidades. Entre sus conclusiones, el aspecto positivo es que no se ha detectado la presencia de nuevos vectores importados exóticos en los principales puertos y aeropuertos de España. Sin embargo, tanto en la Península como en los archipiélagos balear y canario sí se ha constatado la colonización del mosquito tigre, especie invasora desde hace más de diez años. En Aragón, los primeros ejemplares se detectaron en 2015.

Por carretera

Según recoge el estudio, de los 115 puntos de muestreo repartidos en 22 municipios aragoneses, se detectó la presencia de este insecto en nueve de ellos: Barbastro, Fraga, Monzón, Alcañiz, Calaceite, Alfajarín, Caspe, La Joyosa y Mequinenza. Confirmó así que se encuentra en las tres provincias aragonesas. Los resultados obtenidos, según este mismo informe, constatan la idea de que la expansión de este mosquito está ligada al eje de carreteras y al turismo. Es decir, este insecto viaja de «polizón» en coches o vehículos llegados de provincias que ya están colonizadas, ya que por sí solos tan solo vuelan unos 500 metros.

«En Teruel, tanto Calaceite, que dista unos pocos kilómetros de la provincia de Tarragona, como Alcañiz, con el circuito de Motorland, reciben mucha afluencia de vehículos desde zonas con presencia continua de mosquito tigre», señalan en las conclusiones. Algo, explican, parecido a lo que ha ocurrido en la provincia de Huesca, donde la localidad de Fraga se encuentra limítrofe a la provincia de Lérida, donde recientemente fue descrita la presencia de ‘Aedes albopictus’. Por otro lado, según señala el mismo informe, Barbastro y Monzón se encuentran en el eje que une Lérida con Huesca.

En Zaragoza, la presencia de mosquito tigre parece asociada al transporte comercial. «Es el caso de los municipios de La Joyosa y Aljafarín donde las primeras trampas positivas fueron las situadas en las estaciones de servicio con paradas frecuentes de camiones», apunta el informe. Por otro lado, el Ministerio de Sanidad apunta en este documento la posibilidad de que el turismo de pesca deportiva habitual en los municipios de Caspe y Mequinenza también recibe al año miles de visitantes «procedentes de cualquier parte del mundo». «Por ello, no es de extrañar que la presencia de huevos haya tenido lugar en las zonas de campin y zonas de recreo», añade.

Hace unos días, Salud Pública informó de que, en colaboración con la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, comenzaba de nuevo la campaña de vigilancia del mosquito tigre. Instalará trampas en 23 municipios. Estas son cubiletes de plástico oscuro llenos de agua que tienen un listón de madera donde las hembras acuden a poner sus huevos. En Veterinaria se analizan todos las muestras recogidas.

Etiquetas
Comentarios