Despliega el menú
Aragón

Los colegios aragoneses tienen diez días para decidir si quieren hacer ajustes en los horarios

El Foro Romano de Cuarte plantea adelantar media hora su salida y su ampa está haciendo una encuesta entre los padres.

Imagen de archivo de una de las clases del Foro Romano de Cuarte de Huerva.
Los colegios aragoneses tienen diez días para decidir si quieren hacer ajustes en los horarios
Guillermo Mestre

Aunque los colegios aragoneses tienen la opción de aprobar una jornada continua, en un proceso que exige distintos trámites y ligado a un proyecto de innovación en el centro, su autonomía le permite ajustar sus horarios para el curso que viene. Y es en estas dos últimas semanas de junio cuando pueden hacerlo.

La instrucción del Gobierno aragonés al efecto lo recoge así, ya que debe ser el último consejo escolar del curso el que dé el visto bueno a una posible flexibilización horaria, que en ningún caso puede limitar el periodo lectivo únicamente a la mañana, pero que sí puede suponer cambios en las entradas y las salidas.

A pesar de que desde que se permitió el procedimiento de tiempos escolares, que regula los pasos a seguir para lograr la jornada continua, ha descendido el número de centros que lo solicitan, aún hay quien plantea adaptaciones en su jornada y, así, por ejemplo, el colegio Río Ebro de Zaragoza pasó el año pasado de establecer su jornada de tarde entre las 15.30 y las 17.00 a hacerlo entre las 14.30 a las 16.00.

Según comentaron ayer fuentes del centro, la decisión no causó ningún sobresalto, ya que en realidad el horario es similar y se cumplieron todos los requisitos que pide la Administración, como por ejemplo que los periodos intersesiones (entre las clases de la mañana y de la tarde) no sean menores de dos horas. Eso sí, el hecho de variar lo más mínimo este lapso, en el que se incluye el tiempo para el comedor, no permite al colegio solicitar la jornada continua para el siguiente curso.

En el caso del Foro Romano de Cuarte de Huerva, que plantea retoques para el año que viene, su ampa está realizando un sondeo ahora mismo para pulsar la opinión de los padres. Aunque el cambio no es extremado –se propone un horario lectivo de 9.00 a 16.00, en vez del actual, entre las 9.30 y las 16.30–, sí han surgido algunas voces contrarias por la dificultad de conciliación que podría suponer en algunos casos. De conseguir luz verde en el próximo consejo escolar del centro, que se celebra el viernes 30 de junio, el periodo intersesiones sería igualmente de dos horas, aunque comenzaría a las 12.30 y no a las 13.00 como en la actualidad.

El equipo docente del Foro Romano ha considerado necesaria esta sugerencia como una adaptación a la jornada continua que quiere volver a solicitar a partir del curso 2018-2019. Además, y entre otras razones, esgrime la unificación de horarios con las otras escuelas del municipio y el intento de reducir el tiempo que algunos niños pasan en el colegio, ya que la opción de madrugadores comienza a las 7.30.

Por su parte, la ampa reconoce que el asunto ha generado "ruido", porque surge a unas horas de terminar el curso y por la posibilidad de que el día de las votaciones no puedan estar todos los representantes de las familias con voto en el consejo escolar, por encontrarse de vacaciones. En cualquier caso, la asociación anima a las familias a dar su opinión en la encuesta que ha preparado para ello y reconoce que no hay una respuesta única en estos casos.

Hasta que se inició el proceso de tiempos escolares, el curso pasado, el horario de la mayoría de centros de la Comunidad era de 9.30 a 16.30 (un 30%), seguido de aquellos que tenían la jornada lectiva entre las 9.00 y las 16.30 (el 20%), dando media hora más para el comedor. Casi el mismo porcentaje, un 19%, daba clase a partir de las 9.30 y hasta las 17.00, aunque en realidad había 16 modelos distintos. Ahora se han unido a esta selección los horarios solo de mañana, que el pasado septiembre estrenaron 78 colegios de Aragón, a los que el próximo curso se sumarán otros 91.

Etiquetas
Comentarios