Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

Vuelos cuyo reto es mejorar las cosechas

Paintec es una empresa aragonesa que ofrece a los agricultores información detallada de sus parcelas, gracias a los mapas que elaboran a través de sus drones.

Un dron de la empresa sobrevuela un campo de cereal en las Cinco Villas.
Un dron de la empresa sobrevuela un campo de cereal en las Cinco Villas.
Paintec

Hace poco más de tres años, José Manuel Ruiz Melero, Cristian Villa y Cristian Aldaz, tres jóvenes de Ejea de los Caballeros, que aún no habían cumplido los 25 años y que en aquel momento estudiaban electromecánica, agricultura y química, decidieron apostar por el sector de los drones y su aplicación en el mundo de la agricultura.

Pero, en aquel momento, la legislación y normativa que regulaba este campo era muy imprecisa y estos tres emprendedores del mundo rural decidieron retrasar su proyecto hasta que corrieran tiempos mejores.

Esos tiempos llegaron el año pasado, fecha en la que pusieron en marcha la empresa Paintec, acrónimo que hacer referencia a los conceptos de precisión aérea, innovación y nuevas tecnologías. Estos son los tres pilares sobre los que se asienta esta empresa, con sede en Ejea de los Caballeros, y que hoy cuenta ya con decenas de encargos procedentes de agricultores no solo de la comarca de las Cinco Villas, sino también del resto de Aragón, sobre todo de la zona de La Jacetania, Hoya de Huesca y Monegros.

Una empresa cuyo objetivo fundamental es «conseguir que, gracias a los mapas aéreos que se consiguen con los vuelos autónomos de nuestros drones, los agricultores obtengan información suficiente para maximizar la producción del cultivo y hacerlo siendo lo más eficientes posibles», apunta José Manuel Ruiz Melero, socio fundador de este proyecto emprendedor.

Desde Paintec (www.paintec.es) se encargan de realizar los vuelos autónomos con sensores multiespectrales y térmicos, que permiten captar esas bandas que no visibles por el ojo humano, y que les permiten hacer una serie de mapas aéreos.

Esas imágenes las procesa posteriormente Hemav, una empresa de servicios que se encarga de analizar esta información estadísticamente para generar patrones de información sobre el estado del terreno y los cultivos, y ofrecer datos sobre la detección de patologías u otras cuestiones que demande el agricultor.

Consejos y recomendaciones

Finalmente, Paintec genera los informes técnicos donde se exponen las conclusiones específicas de los mapas elaborados. «Nosotros no nos limitamos a darle al agricultor un mapa o una imagen de su finca, sino que elaboramos una recomendación o análisis de lo que tendría que hacer para conseguir el mayor rendimiento de las parcelas», confirma.

Normalmente, los agricultores, cooperativas o casas de fertilizantes que contratan estos servicios reciben una media de cuatro o cinco informes, dependiendo de las campañas y del tipo de cultivo que haya plantado. «En el caso del maíz, por ejemplo, volamos cuando el cereal tiene una altura de unos 20 o 30 centímetros y luego hacemos una última prospección cuando se le cargan los datos del cultivo al agricultor».

Los mapas se entregan en tres formatos diferentes: papel, digital (usb, app móvil o tablet y web) y también integrados directamente en el gps del tractor, abonadora, pivot de riego o instalaciones de aspersión y goteo, entre otras maquinarias.

«Además de lograr una mayor producción del cultivo, logramos ser lo más eficientes posible, algo que se traduce en un ahorro de agua y de fertilizantes y también en un menor impacto ambiental», concluye Ruiz, quien tiene la mirada puesta en ampliar servicios al resto de España.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios