Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Alumnos y padres podrán pedir una copia de su examen corregido a los docentes

CSIF reclama al Gobierno de Aragón que respete la autoridad docente y no desautorice al profesorado.

CSIF apuesta por un calendario escolar más pedagógico que el actual.
Niños a la entrada de un colegio, antes de comenzar su jornada escolar
Heraldo

CSIF ha denunciado que, el pasado 17 de mayo, los docentes aragoneses recibieron una instrucción normativa que modifica la norma de evaluación hasta ahora vigente, obligando a los docentes a entregar copias de exámenes y trabajos corregidos tanto a los alumnos como a los tutores. 

Según detallan en una nota de prensa, la Dirección General de Planificación y Formación Profesional envió esta instrucción informativa a los centros de Primaria, Secundaria, ESO, Bachillerato y FP, con un contenido relativo a la evaluación de los alumnos y el derecho de los mismos (o de sus tutores legales) a reclamar y revisar dicha evaluación.

El sindicato critica que las diferentes normas sobre evaluación en cada enseñanza ya dejaban claros estos derechos y la forma de proceder, pero en ningún caso obligaban a los docentes a entregar copia de los exámenes o trabajos de los alumnos, una vez corregidos.

Tal y como se expone en el documento que llegó a los colegios e institutos, se podrán solicitar "siempre y cuando la petición esté justificada dentro del proceso de la evaluación del alumno". Para obtenerla, deben presentar un escrito dirigido al director del centro. Una vez recibida la solicitud, el docente deberá hacer entrega de la copia.

Según detallan desde el Gobierno de Aragón, este cambio de normativa se ha llevado a cabo tras la petición realizada por la Defensora del Pueblo de Madrid y del Justicia de Aragón. Asimismo, detallan que ya estaba incluido en el currículo de Secundaria de la Lomce, por lo que su aplicación era obligada.

"Los docentes tienen la obligación de informar sobre el proceso de evaluación, sobre los criterios que se exigirán al alumnado para superar la asignatura, así como la forma de obtener las calificaciones tanto en exámenes o trabajos como en las diferentes evaluaciones trimestrales", recuerdan desde CSIF. Asimismo detallan que el alumnado y las familias tienen el derecho a ser informadas, a reclamar o revisar los exámenes, los trabajos y a recibir cuantas explicaciones sean necesarias para evidenciar el proceso de aprendizaje y evaluación del alumnado.

Sin embargo, según CSIF, en ningún caso se debe exigir al profesorado a entregar copia de un examen, cuyo objetivo no puede ser otro que intentar desautorizar su labor y profesión.

Este sindicato considera que esta instrucción perjudica gravemente a los docentes y conlleva graves riesgos como la filtración de exámenes o trabajos a empresas privadas como academias, la divulgación desautorizada en grupos de difusión móvil y redes sociales que, en estos casos, restan más que suman, con comparaciones odiosas entre centros o incluso entre los docentes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión