Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los turistas que viajen a países exóticos tienen una demora de casi dos meses para vacunarse

Los expertos aconsejan planificar con más antelación. En 2016, el centro de Zaragoza registró 6.062 consultas.

Una enfermera pone una inyección a un paciente.
vacuna, vacunación, vacunas, vacunar
Mariano Castejón

El Centro de Vacunación Internacional de Zaragoza da casi con dos meses de demora una cita para poder vacunarse si se viaja a un país exótico. La atención más próxima que se ofrecía ayer por teléfono era para el 18 de julio. Ante el retraso acumulado, los expertos recomiendan a los ciudadanos planificar con antelación las vacaciones, aunque hacen hincapié en que nadie se queda sin recibir asistencia antes de partir fuera de España.

A partir de abril, la demanda de consultas en estos centros de vacunación internacional (hay uno en cada capital de provincia) se dispara y hay periodos de verano que por la sede de la capital aragonesa llegan a pasar más de 700 pacientes al mes. En total, en 2016, estas instalaciones registraron más de 6.000 consultas y 2.500 llamadas telefónicas relacionadas con el turismo internacional. No obstante, tras dos años en los que la tendencia fue al alza, el año pasado se observó una disminución de atenciones del 7,91% con respecto a 2015.

El motivo de más del 50% de las consultas que ofrecen estos centros es el turismo, pero también están aquellas atenciones solicitadas por viajes familiares, trabajo o cooperación. ¿Qué países son los más visitados por los ciudadanos que pasan por estos centros? Por turismo, el año pasado, los cinco primeros destinos fueron Tailandia, India, Vietnam, Kenia e Indonesia. Además, es normal que los inmigrantes también pidan consejo médico cuando regresan en vacaciones a su país de origen (Ecuador, Senegal, Colombia, Nicaragua y Gambia fueron los elegidos en 2016).

Pauta de vacunación

Los profesionales recomiendan ante todo preparar el viaje con meses suficientes de antelación para no tener problemas de última hora y recibir a tiempo la pauta de vacunación necesaria. Es habitual que todos los años, antes del verano, las peticiones de consultas aumenten y los centros internacionales de vacunación tengan que dar cita hasta con dos meses de retraso, aunque Salud Pública ha insistido otros años en que nadie se queda sin inmunizar y se hace lo posible para que todos viajen protegidos.

Antes de prescribir cualquier pauta, los médicos tienen en cuenta las circunstancias que rodean a cada persona. Valoran, por ejemplo, el tipo de viaje que se va a hacer. No se corren los mismos riesgos si la fórmula elegida es recorrer un país como mochilero que visitar una zona y alojarse en un hotel de cuatro o cinco estrellas.

En total, el centro de la capital aragonesa administró el año pasado 4.830 dosis. Las vacunas más frecuentes están destinadas a evitar la fiebre amarilla o la hepatitis A, pero también se ofrece el tratamiento para prevenir el paludismo (en 2016 se planificaron más de 3.800 viajes a zonas de riesgo de malaria).

Los facultativos que trabajan en las consultas de vacunación internacional asesoran también a los viajeros sobre otras cuestiones, como un correcto consumo de alimentos o si es conveniente un seguro sanitario complementario durante el viaje a ese país. Además, informan de que ante cualquier síntoma a la vuelta del viaje, vayan a su médico de cabecera y adviertan de su estancia en ese país, incluso durante los doce meses posteriores. De esta manera, se evitan problemas y que el facultativo pueda diagnosticar correctamente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión