Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las rutas más peligrosas para los ciclistas

Los miles de aficionados que salen en bicicleta por Aragón dicen que las peores vías son la N-330, en María de Huerva, de Teruel a Rincón de Ademuz y la N-230 en Ribagorza.

Rutas en Huesca, Zaragoza, y Teruel.
Rutas en Huesca, Zaragoza, y Teruel.

Cuando el reloj marca las 8.30 de cada sábado o domingo alrededor de 500 ciclistas, la mitad de todos los que suelen salir en Zaragoza, se reúnen en torno a la gasolinera de Valdespartera para tomar la carretera N-330, la más transitada en los 46 kilómetros que hay desde la capital aragonesa a Cariñena. Durante los fines de semana un panel luminoso informa a la salida de la ciudad: "Ciclistas por el arcén". Se marca como Ruta Ciclista el recorrido entre Botorrita y Fuendetodos, pero los ciclistas tienen muy claro que el tramo más peligroso es el que discurre entre el final de la autovía A-23 y la población de María de Huerva porque "es una recta con mucho tráfico, tiene un arcén en malas condiciones y asfalto con varios agujeros". Así lo describe David Cuezva, presidente del Club Ciclista Monegros Carretera, que ha dejado de salir solo los fines de semana para ir en un grupo de unos 60 ciclistas. Llevan un radar que detecta los coches a 200 metros de distancia y les advierte cuando circulan a gran velocidad. "Se sale cada vez con más miedo", reconoce el aficionado al ciclismo de carretera "muy distinto al de ciudad", precisa, y apunta que entre Botorrita y Muel, en la misma carretera, "el asfalto está muy deteriorado". En ese punto es donde un conductor borracho atropelló mortalmente a dos ciclistas el 21 de agosto de 2016. Las acusaciones le piden de 4 a 6 años de cárcel.

"El atropello sale barato"

En los últimos dos años han fallecido en Aragón cinco ciclistas arrollados por vehículos (cuatro en Zaragoza y uno en Huesca). Uno de ellos era presidente del Club Ciclista Ebro, Tomás Agustín, que fue arrollado el 7 de enero de 2015 en la carretera de Valmadrid. Su sucesor, Guillermo Pombo, cree que las leyes de la DGT (Dirección General de Tráfico) deberían ser "más duras" y "no dejar hueco a los jueces para interpretarlas". Y pone como ejemplo la propia sentencia de la Audiencia de Zaragoza esta semana sobre el atropello mortal a su compañero: "Sale muy barato el atropello en este país y más si se conduce borracho. La sentencia es lamentable. Se le rebaja a un año la retirada de carné al conductor y no entra en prisión por los dos años de cárcel a pesar de ser una imprudencia supina".

Un vehículo de parapeto

José Luis Remacha, presidente del Club Ciclista Peña Los Conejos, apunta el progresivo crecimiento de la afición a la bicicleta, con dos millones de practicante en todo el país, con lo que la convivencia con los automovilistas se complica. Su grupo, de 40 socios, utiliza un vehículo de parapeto que avisa con un rotulo homologado de la presencia de los ciclistas, como si fuera un equipo profesional en una vuelta. De esta manera, pueden frenar un atropello, aunque Remacha opina que las normas de circulación de las bicicletas son desconocidas por muchos conductores, como las preferencias en las rotondas de la N-330, desde Cuarte de Huerva hasta Cadrete, donde un ciclista del Club Utebo sufrió un atropello hace un año.

Víctor Sevilla, presidente del Club Utebo, cree que "las carreteras más peligrosas son las menos limpias", como les ocurre en la ruta por Garrapinillos hacia el aeropuerto de Zaragoza. Pasa igual en la A-123 entre Montañana y Peñaflor; en la conexión con La Cartuja, en la N-232; o entre Las Lomas y Zuera por la antigua N-330. La ruta de Teruel a Rincón de Ademuz es tan peligrosa que los ciclistas no se atreven a usarla. En Huesca, la peor es la N-230 por el elevado tráfico de turismos y sobre todo de vehículos pesados.

Los cuatro presidentes de clubes de Zaragoza recuerdan los atropellos a ciclistas en las dos últimas semanas por conductores ebrios (los tres fallecidos en Valencia, los siete heridos en los de Tarragona y Navarra...) o los de las víctimas más conocidas: Hayden (el piloto campeón mundial de MotoGP, herido muy grave, esta semana), Michel Scarponi (ganador del Giro en 2011, fallecido el 22 de abril), Chris Froome (ganador tres veces del Tour, herido en un posible atropello intencionado el día 9).

"Vamos a uno por día. Necesitamos endurecder la ley contra los conductores ebrios y drogados, pero no solo por nosotros sino por todos", concluye David Cuezva, quien recuerda al peatón zaragozano que murió arrollado en Tudela el pasado 17 de abril.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión