Despliega el menú
Aragón

Romper la hora, una tradición única en Aragón

El estruendo de tambores y bombos es la seña de identidad de la Semana Santa en la comarca bajoaragonesa, cuyos vecinos viven y celebran con pasión.

Excursión para ver Romper la Hora en Híjar
Una imagen del Romper la Hora en la localidad de Híjar

Pocas cosas se saben con seguridad sobre el Romper la hora, una tradición que ha hecho que el Bajo Aragón sea lugar de referencia de la Semana Santa en Aragón.

No se sabe con exactitud el porqué de este momento y desde cuando se celebra, ya que cada localidad tiene su propia historia. Fue en la década de los 70 cuando las localidades que celebran este acto se agruparon a través de la Ruta del Tambor y Bombo, fomentando así su valor y riqueza cultural. Desde entonces, cada vez más turistas y curiosos se acercan hasta la comarca bajoaragonesa para vivir en primera persona como miles de bombos y tambores rompen el silencio al unísono.

Los orígenes de esta tradición se remontan a los siglos XV y XVI, aunque existen historias que marcan el inicio de esta tradición mucho antes. En concreto, en Calanda, una leyenda popular narra que en el año 1127, unos pastores avisaron a golpe de tambor del peligro de un ataque de una razzia árabe que se aproximaba a la localidad. Los calandinos pudieron refugiarse del ataque, y desde entonces los pastores se reunían todos los Viernes Santo para recordar el suceso hasta que un fraile prohibió esta tradición en 1550, por considerarla poco religiosa.

No fue hasta la primera mitad del siglo XX, cuando el sacerdote Mosén Vicente Allanegui, organizó las procesiones en la localidad  y dio a la percusión un significado, afirmando que el estruendo de los tambores simbolizaba "el duelo impresionante de la naturaleza ante la muerte del Creador".

¿Dónde se rompe la hora?

En Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén. En la noche del Jueves Santo al Viernes Santo, todos estos municipios que forman parte de la Ruta del Tambor y Bombo rompen la hora al unísono, tocando de forma continuada hasta el Sábado Santo por la tarde. En Calanda. Es la única localidad de la Ruta del Tambor -además de Alcañiz, municipio en el que no se rompe la hora- que no celebra este acto en la noche del Jueves Santo. En Calanda, esta tradición se conoce como la Rompida de la hora, y comienza a las 12.00 de la mañana del Viernes Santo. En Jaca. Aunque el Bajo Aragón es la zona más famosa por este momento, la localidad oscense de Jaca también celebra su particular Rompida de la Hora el Miércoles Santo, en la que las secciones instrumentales de las cofradías de la ciudad se reunen y tocan en la plaza de la Catedral. En Almudévar. También en esta localidad, en la medianoche del Jueves Santo, las cofradías participantes en esta tradición se reunen a tocar en la plaza de la Iglesia.- Más información en la web 'Semana Santa en Aragón'

Etiquetas
Comentarios