Despliega el menú
Aragón

"Será una pena que no acaben las obras, ayudaría a liberar los otros coles de Cuarte"

Los padres del Cuarte 3 protestan por la paralización de los trabajos del edificio de primaria y exigen el instituto.

Punkis, hippies y roqueros se concentraron ayer a las puertas del colegio Cuarte 3.
Punkis, hippies y roqueros se concentraron ayer a las puertas del colegio Cuarte 3.
Toni Galán

Punkis, hippies y roqueros unieron ayer sus instrumentos y sus voces para pedir que se retomen las obras del edificio de primaria del colegio Cuarte 3 y para recordar al departamento de Educación del Gobierno de Aragón la necesidad urgente de construir un instituto para el municipio. Medio centenar de padres disfrazados de estilos musicales –la misma temática con la que celebraban el carnaval en el colegio y haciendo un guiño al proyecto musical del centro– se reunieron a la salida del colegio coreando lemas como ‘este colegio, lo vamos a acabar’ o ‘nuestra primaria, la queremos ya’.

La rescisión del contrato con la empresa adjudicataria de los trabajos, Sacyr, retrasó la obra, que llevaba parada desde el pasado noviembre. Ahora, la empresa ha recurrido y el asunto está a la espera de que se pronuncie el Consejo Consultivo de Aragón.

"Las obras deberían haber seguido para que en septiembre estuvieran listas, pero los problemas entre la constructora y la DGA han hecho que se retrase. Queremos que nos den plazos para evitar que vuelva a pasar lo del pasado septiembre, que tuvimos que empezar con las obras sin acabar", explicó María José Redondo, presidenta de la asociación de padres de este centro, el tercer público del municipio. "Nos han dicho que en abril estará ya adjudicado para seguir con las obras. Será una pena si no acaban los trabajos de primaria porque esto también ayudaría a liberar otros colegios, como el Foro Romano (uno de los más saturados de Aragón)", añadió Redondo.

Los trabajos pendientes de licitación incluyen el edificio de primaria, una biblioteca y un polideportivo. El centro abrió solo con el aulario de infantil y, de hecho, este curso los alumnos que cursan primero de primaria lo hacen en el espacio que estaba previsto como sala de profesores. Además, apenas hay material tecnológico y los profesores han tenido incluso que llevarse sus ordenadores personales al centro.

"Las familias nos hemos encargado de muchas cosas, como de traer juguetes para que puedan usar en el recreo... Las dotaciones de material tecnológico también son mínimas", explicaba Ana Gómez, madre de un niño que estudia segundo de infantil y que acudió a la protesta vestida de punki. "Se llenaron la boca diciendo que abrían un colegio nuevo y ahora ni siquiera sabemos qué pasará con el edificio de primaria", añadía Meritxell Pedrós, otra madre de un alumno de 4 años.

Según les informaron en una reunión que mantuvo Educación con los padres, para que los pequeños que ya estudian en el centro puedan seguir en él, han planteado dedicar la biblioteca y el espacio deportivo para aulas mientras se finaliza todo el proyecto. "La resolución del contrato se ha hecho por responsabilidad, no por voluntad del Gobierno de Aragón, sino por incumplimiento de esa empresa", dijo ayer Felipe Faci, secretario general técnico de Educación. Este concretó que se va a licitar en dos fases lo que queda: "Una con lo que queda para que puedan continuar en primaria los alumnos de infantil y la última fase, para que en el curso 2018-2019 esté terminada la obra", añadió Faci.

Desde el colegio Foro Romano también se solidarizaron con la protesta del Cuarte 3 y en las vallas del centro colgaron varios carteles por un "Cole e instituto público ya". Precisamente, el centro de secundaria también estuvo en boca de los manifestantes. "Es de vergüenza que seamos el pueblo más joven de Aragón y que no tengamos un instituto en toda la zona. Esto obliga a desplazar a diario a decenas de niños en autobús a Zaragoza", recordaba Patricia Gracia, otra madre del centro.

Sexta vía en el Miguel Servet

Hasta ahora, los alumnos de Cuarte y otros municipios de la ribera del Huerva, como Cadrete o María, estaban adscritos a un único instituto, el Virgen del Pilar de Zaragoza. Educación añadió para el próximo curso la posiblidad de elegir el IES Miguel Servet, que superó la oferta de plazas. Esto ha llevado finalmente a abrir una sexta vía para dar cabida a todos los solicitantes, tal y como confirmaron ayer desde la Ampa Foro Romano.

Cuarte supera los 12.500 empadronados y es el único municipio de más de 7.000 habitantes que carece de instituto. El municipio dispone de tres colegios públicos y uno concertado.

El Ayuntamiento de Cuarte de Huerva ya ha aprobado definitiva de la modificación parcial del sector en el que se ubica el solar para el futuro instituto público (junto al monasterio de Santa Fe). Se trata de un paso importante con el que concluyen los trámites urbanísticos para esta demandada infraestructura, pero la DGA sigue sin dar fecha para el comienzo de las obras y sigue trabajando en el anteproyecto.

Etiquetas
Comentarios