Despliega el menú
Aragón

Patxi López: "El 'no es no' podía ser una estrategia, pero no puede ser un proyecto"

El candidato a las primarias del PSOE celebra hoy en Fraga y Monzón sus primeros actos de campaña en Aragón con militantes y simpatizantes del partido.

El socialista Patxi López, durante la entrevista.
El socialista Patxi López, durante la entrevista.
Enrique Cidoncha

¿Qué necesita el PSOE?, ¿refundarse?

Unirse. Es una evidencia que un partido dividido no conecta, que un partido que enfrenta a unos militantes con otros es incapaz de trasladar un proyecto a la sociedad. Si nos seguimos gritando entre nosotros, nadie nos va a escuchar fuera. Si soy elegido secretario general, llamaré a los otros candidatos para ver cómo encarrilamos el partido. Y si no lo soy, me pondré a su disposición y renunciaré a organizar una oposición interna, algo que además no me cabe en la cabeza.

¿Cuáles son sus diferencias con Susana Díaz y Pedro Sánchez?

Yo no busco las diferencias, lo que hago es defender en lo que creo. Me marco dos objetivos: la unión del partido con un proyecto que integre las distintas sensibilidades. Y que esa unidad sea con un proyecto de izquierdas exigente.

Entonces, ¿el PSOE ha dejado de ser de izquierdas?

No, no quiero decir eso. Pero la sociedad nos tiene que percibir como un partido de izquierdas y no como un simple mitigador de las políticas del PP.

¿Qué ha hecho más daño, la gestión de Pedro Sánchez o haberse abstenido con Mariano Rajoy?

La deriva viene de antes. Con Rodríguez Zapatero teníamos más de 10 millones de votos y Sánchez lo cogió con siete millones. Y seguimos bajando. Algo estamos haciendo mal cuando no estamos siendo capaces de recuperar. Y más cuando lo que tenemos enfrente es un gobierno rodeado de corrupción.

¿Cree que el electorado más socialista se ha ido a Podemos?

No es que lo crea, hay estudios que lo muestran. No tenemos que equivocarnos. Cuando decimos que queremos recuperar ese partido de mayorías, no deberíamos llevar al PSOE hacia al centro, que es llevarlo más a la derecha. Tenemos que tener un proyecto de izquierdas atractivo para la centralidad del país.

¿Cree que la reconciliación entre las partes es posible?

Sí, pero la unidad no se proclama, se trabaja. No me gusta cuando algunos hablan de militantes buenos o malos, o de militantes de izquierdas o de derechas. Llevan a la división.

¿Qué quiere decir cuando plantea pasar del ‘no es no’ al ‘sí es sí’?

Pues que el ‘no es no’ no puede ser ningún proyecto. Podía ser una estrategia, un movimiento táctico, pero nunca un proyecto del PSOE. El proyecto tiene que ser un sí a ser alternativa a la derecha, a definir un proyecto económico que haga frente al neoliberal, a definir una sociedad que entienda que la globalización requiere gobernar con reglas justas.

Pedro Sánchez acaba de pedir una reforma de la Constitución para que establezca que España es plurinacional. ¿Cómo lo ve?

Que es un debate antiguo, de nacionalistas. Este debate de las soberanías exclusivas y excluyentes que nos plantean los independentistas en el mundo actual... Prefiero ceder soberanía para construir una Europa diferente. Yo no sacralizo los términos. Y el de nación ha tenido siempre dos acepciones: la nación cultural y tradicional y la nación política. La última implica soberanía. No voy a hacer batalla de estas cosas.

¿Qué tipo de relación plantearía del PSOE con Podemos?

He visto que hay quien define el PSOE para pactar con Pablo Iglesias, pero el proyecto del PSOE tiene que ser autónomo y no definirse por si mira a la izquierda o a la derecha. Lo que quiero es un proyecto que ocupe el espacio que le corresponde al PSOE. Eso achicará los espacios. Es un error definir el proyecto del PSOE con su alianza con Podemos.

¿Y por qué lo ha hecho Pedro Sánchez?

Pregúntele a él, pero me parece un error. Definir el PSOE por su relación con Pablo Iglesias es un mal negocio para ganar. Quiero un PSOE autónomo capaz de ganar, que no tiene complejos y busca la mayoría social.

Usted que fue presidente en minoría, como ahora es Javier Lambán, igual puede darle un consejo... Podemos le reclama que cese al consejero de Hacienda para aprobar los presupuestos, ¿qué recomendaría a Lambán?

Que no acepte chantajes. Con esto Podemos demuestra tener poca consistencia política. Si están negociando los presupuestos, que digan lo que quieren que recoja.

Ya lo dijeron y Lambán aceptó. Pero ahora Podemos le pide como añadido una dimisión.

Es la demostración palpable de la falta de coherencia de Podemos y de que su línea política no tiene nada que ver con los ciudadanos sino como una búsqueda de debilitar al PSOE. No hay que aceptar chantajes ni de Podemos ni del PP, como busca en el Congreso con los presupuestos estatales.

Etiquetas
Comentarios