Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La DGA aumenta los fondos de Vivienda para cubrir todas las solicitudes de ayudas al alquiler

El borrador presupuestario prevé que las subvenciones pasen de 4,7 a 7 millones y cubran los 12 meses y no 8 como en 2016. La directora general apuesta también por la rehabilitación energética en municipios de baja densidad de población.

Mayte Andreu.
La DGA aumenta los fondos de Vivienda para cubrir todas las solicitudes de ayudas al alquiler
A. N.

El Gobierno de Aragón pretende dar cobertura este año a todas las solicitudes de ayuda al alquiler, para lo que ha aumentado la partida en casi un 50% en el borrador presupuestario pendiente de negociar con el resto de la izquierda. Los fondos del año pasado ascendían a 4,7 millones de euros, que aumentarán a 7 si finalmente logra el respaldo necesario. Con este dinero no solo se podrá cubrir las necesidades de las 5.418 personas que optaron al programa de subvenciones y cumplían los requisitos, sino percibirlas todo el año y no solo ocho meses como en 2016 por las limitaciones presupuestarias.

La directora general de Vivienda, Mayte Andreu, ya pretendió el año pasado obtener financiación extra del Ministerio de Fomento para atender toda la demanda a este programa social. De lograrlo ahora con fondos propios, será la primera vez que la DGA dé cobertura a todos los peticionarios, siempre y cuando no se produzca una avalancha.

A la convocatoria de 2016 se presentaron menos solicitudes que un año antes, cuando se cursaron 8.952 y solo se pudieron atender 3.359 con la partida habilitada por el equipo PP-PAR. Con la coalición PSOE-CHA se atendió al 90%, pero a cambio se redujo el apoyo económico de 12 a 8 meses a los beneficiarios. En total, se ayudó a 4.876 familias de las 7.659 que se presentaron, aunque solo 5.418 cumplían los requisitos.

El alquiler medio ronda los 300 euros y se subvenciona hasta un 40%. Para poder optar, los ingresos de la unidad familiar del solicitante no pueden superar dos veces y media el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem). Es decir, los 1.331 euros al mes.

Como explicó Andreu, el perfil ha cambiado y ahora están atendiendo a familias normalizadas pero en "una situación precaria", que antes "se veían excluidas" de este tipo de ayudas públicas. También abundan los jóvenes y las familias monoparentales. Sus ingresos están entre los 5.000 y los 10.000 euros, es decir, tienen ingresos de entre 700 y 800 euros y pagan 300 o 400 de alquiler.

Esta no es la única apuesta que en materia de vivienda hace la coalición PSOE-CHA y que sigue en el aire por el bloqueo presupuestario. Así, plantea impulsar la rehabilitación, para lo que aumentará la aportación de 11,2 a 13 millones. A la cofinanciada con el Ministerio de Fomento se sumará este año una línea específica de rehabilitación energética, que el año pasado estaba dotada testimonialmente con 46.000 euros y que este año contará con 2 millones si salen adelante las cuentas.

Esta segunda línea de ayudas va dirigida a la mejora de unifamiliares en todo Aragón y de viviendas habituales en pueblos de baja densidad (hasta 500 habitantes) que ahora carecen de cobertura con la convocatoria oficial.

Con esta subvención, los beneficiarios podrán renovar sistemas de calefacción, ventanas o cubiertas, entre otros elementos. Para este programa se pretende captar también fondos Feder de la Unión Europea. "La convocatoria está lista para su tramitación, pero no se puede hacer nada hasta que se aprueben las cuentas", lamentó.

La directora general de Vivienda explicó con la prórroga presupuestaria solo se podrá disponer del 80% de los fondos estatales, lo que complicará aún más la gestión y limitará el margen de maniobra. "Como se lo piensen mucho más en Podemos, existe un serio riesgo de que las ayudas de rehabilitación no puedan ni convocarse por plazo", concluyó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión