Despliega el menú
Aragón

Una avalancha de piedras incomunica 9 horas el valle de Chistau

Siete pueblos y unos 500 habitantes han estado incomunicados varias horas a consecuencia del desprendimiento de rocas en el único acceso al valle.

La avalancha de piedras que ha incomunicado el valle de Gistain.
La avalancha de piedras que ha incomunicado el valle de Gistain.
Heraldo

Un desprendimiento de piedras en la carretera A-2609, único acceso al valle de Chistau, en la comarca de Sobrarbe, ha dejado incomunicados durante varias horas a los pueblos de Saravillo, Sin, Señés, Serveto, Plan, San Juan de Plan y Gistaín, que suman unos 500 habitantes. El suceso se ha producido sobre las dos de la madrugada. Un vecino que volvía a Plan después de trabajar en un servicio de catering se topó con el derrumbe y ya no pudo pasar. Salió ileso del percance, aunque alguna piedra afectó a su furgoneta, y ya se tuvo que quedar a dormir al otro lado.

Aunque se ha procedido esta mañana a la reapertura parcial del acceso gracias a la retirada de piedras de un carril, no se descarta que haya que volver a cerrarlo porque se ha trasladado maquinaria pesada para poder limpiar toda la vía y también podría producirse nuevos desprendimientos, según ha informado el alcalde de Plan, José Serveto.

Las máquinas han llegado en torno a las 10.00 para retirar las piedras que impiden el paso hasta el valle.

La A-2609 es el único acceso por carretera al valle. A primera hora de la mañana seguía cortada, para indignación de los vecinos, que llevan años reclamando la mejora de esta vía y su conexión con la A-139, hacia el valle de Benasque, para tener una salida alternativa. Curiosamente, a pocos kilómetros de aquí, permanece también cerrado el túnel de Bielsa por una avalancha de nieve que se produjo en el lado español, cerca de la boca del paso internacional con Francia.

El alcalde de Plan mostraba a primera hora de la mañana su malestar porque todavía no se hubieran retirado las piedras y limpiado la vía. "Ahora mismo, no podemos salir de estos pueblos". Personal del servicio de Carreteras del Gobierno de Aragón se desplazó a la zona. "Nos han dicho que estaban trayendo las máquinas pero ahora mismo, y son las nueve, no hay nadie allí", ha explicado.

El desprendimiento se produjo a 1 kilómetro de Salinas. El día 2 de febrero hubo otro a 50 metros que mantuvo la carretera cortada casi dos horas. El alcalde ha urgido al Gobierno de Aragón a que limpie el acceso que mantiene incomunicado el valle, pero sobre todo a que lo reforme "de una vez por todas" porque es vital para todo el valle. Está en proyecto el acondicionamiento de los 12 km de la A-2609 y la conexión con el valle vecino de Benasque, una reivindicación histórica de las comarcas del Sobrarbe y la Ribagorza.

Etiquetas
Comentarios