Despliega el menú
Aragón

Jesús Gracia: "Con Trump lo mejor es esperar, ver qué ocurre, y a partir de ahí actuar"

El diplomático aragonés Jesús Gracia Aldaz, hasta diciembre secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, es el nuevo embajador en Italia.

El diplomático zaragozano Jesús Gracia, ayer en su casa de Madrid.
Jesús Gracia: "Con Trump lo mejor es esperar, ver qué ocurre, y a partir de ahí actuar"
Diego Puerta

¿Cómo afronta su nombramiento como embajador de España en Italia? Es un destino bastante diferente a los que ha tenido hasta ahora, más vinculados a Iberoamérica y a la cooperación.

Bueno, en definitiva se trata de seguir representando y defendiendo los intereses de España en otro país. Esta es una constante en cualquier puesto diplomático. Además ya había trabajado en el seno de la Unión Europea en temas de cooperación y de América Latina y con los italianos tenemos mucho en común, por tanto no se me hará extraño.

A priori, parece un destino diplomático más cómodo.

No es tan complicado como Cuba, claro. Italia es un país de la Unión Europea con el que tenemos muy encauzadas las relaciones bilaterales, pero también es un país exigente en el sentido de que tenemos un comercio bilateral importante, inversiones relevantes (tanto de España en Italia como viceversa) e intereses comunes en la construcción europea.

¿Tiene alguna prioridad para este nuevo cargo?

Italia es un país con el que tenemos mucha relación en diferentes facetas. Está el tema político, que queremos relanzar. Ya tenemos previsto para este año la celebración de una reunión binacional y dentro de unos días nos visitará el presidente del Senado italiano. La visita del presidente del la República de Italia está prevista para principios de febrero... en fin, queremos relanzar el diálogo político. Luego, es importante reforzar el ámbito económico; hay que establecer un buen clima para favorecer las inversiones en los dos países. Y está el aspecto cultural. Justamente, esta semana me hablaban de algunos de los capítulos de la historia común de la Corona de Aragón con Italia y de la posibilidad de hacer un trabajo histórico sobre la arquitectura de la Corona en Italia.

La situación por la que atraviesa en este momento Europa, con movimientos y países que cuestionan la Unión Europea, con el reforzamiento de partidos extremistas, ¿cree que va a condicionar su actuación?

España es un país proeuropeo. Creemos que la construcción europea, el fortalecimiento de la UE, ha sido muy positivo para nuestro país, para el conjunto de la Unión y para la estabilidad mundial. Y vamos a trabajar para fortalecer esos logros: habrá que contrarrestar las críticas de los movimientos populistas, tanto de izquierdas como de derechas, que han surgido en toda Europa y un cierto cansancio ante el proceso europeo. Creo que España e Italia tienen la capacidad de buscar ese anclaje para la construcción europea, que ha funcionado bien, que ha sido una historia de éxito y que hay que preservar.

¿De todos los destinos que ha tenido hasta ahora, cuál le ha resultado más complicado?

Nuestra labor como diplomáticos consiste en resolver problemas y sobre todo no crear otros nuevos. Estos cinco años de secretario de Estado han sido muy intensos porque nuestra relación con América Latina va más allá de lo puramente político; es una relación de hermandad, muy cercana, y en ese tipo de relación cualquier fricción tiene más repercusión. Lo que hemos hecho en estos cinco años en la política exterior española hacia América Latina es reducir las tensiones y entender mejor las posiciones de unos y otros. Y creo que hoy en día tenemos una región más cercana a España, con los intereses más alineados, con mayor estabilidad y menos zozobra que en 2012, que fue un año complicado.

Pero habrá habido alguna situación que haya requerido de una especial habilidad diplomática...

Bueno, la relación con Argentina cuando la expropiación de acciones de Repsol en YPF pasó por momentos difíciles, pero afortunadamente hemos reconducido una situación que era conflictiva, complicada y brusca en los medios de comunicación y hoy tenemos una relación magnífica con Argentina y con el presidente Macri.

Con lo diplomático que es usted no sé si preguntarle por Trump, que hoy (por ayer) jura su cargo como presidente de EE. UU.

El otro día estuve en una conferencia de un premio Nobel de Economía que hablaba sobre economía mundial y EE. UU. y al final, la conclusión fue que con Trump lo mejor es esperar y ver porque no sabemos por dónde van a ir las cosas. No lo sabe nadie. Todo lo que se diga son especulaciones. Así que vamos a esperar y ver qué ocurre y a partir de ahí, actuar.

Etiquetas
Comentarios