Aragón
Suscríbete por 1€

Los bancos ceden a la bolsa de alquiler social sus primeros 127 pisos vacíos por desahucios

La DGA prevé asignar ahora las viviendas para paliar las 994 solicitudes en lista de espera. La media docena de entidades dispuestas a firmar convenios podrían aportar hasta 1.086 inmuebles.

Se ha necesitado más de un año, pero finalmente los bancos han decidido colaborar con el Gobierno de Aragón para facilitar un techo a los más necesitados. Hasta seis entidades financieras han aportado sus primeros 127 pisos vacíos provenientes de desahucios a la bolsa de alquiler social, lo que permitirá cubrir las necesidades de otras tantas familias a lo largo de la próxima primavera. Todas ellos reúnen las condiciones necesarias, por lo que no hará falta realizar obras que dilate más su entrega una vez culminen los trámites administrativos.

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, aseguró que esta cesión, voluntaria y sin contraprestación económica por parte de las arcas públicas, supone un primer paso con el objetivo de salvar el bloqueo en el que se encuentran las cuentas autonómicas. "Han planteado la cesión, porque la prórroga presupuestaria impide firmar los convenios", señaló antes de detallas

Hasta media docena de entidades financieras (Caja Rural de Teruel, Caixabank, Laboral, Bantierra y los bancos Sabadell y Mare Nostrum) ya mostraron su voluntad de ceder un paquete mayor de inmuebles en el último cuatrimestre del año pasado. Concretamente, 1.085 que por su ubicación y sus características "interesan" a la Administración autonómica, aunque todas serán inspeccionadas para saber si realmente son aptas y el alcance de la intervención en el caso de que sea necesario para hacerlas habitables.

Soro explicó que con estas entidades se lleva meses negociando e intercambiando borradores de convenio y solo se requier rematar. "Los seis han demostrado su voluntad de firmar, a los que se suma Ibercaja, con el que estoy convencido de lograr un mutuo acuerdo que redunde en beneficio de los aragoneses", señaló antes de poner como ejemplo de todo lo contrario un banco que ha comunicado su negativa a participar.

El decreto-ley de emergencia social establecía la cesión obligatoria de los pisos vacíos, aunque la DGA nunca recurrió a esta posibilidad y optó por la vía del diálogo. El Gobierno central recurrió en otoño al Constitucional y ahora está suspendida esta parte de la ley.

Fruto de esa colaboración, el personal de la DGA y de Suelo y Vivienda de Aragón han realizado hasta el momento 636 visitas a otras tantas viviendas de una quincena de bancos, comprobando que 389 son aptas para ser utilizadas, lo que representa el 61% del total. En las inspecciones se ha constado que otras 124 son "inhabitables" y 123, "inaccesibles".

Los técnicos de la Dirección General de Vivienda han constatado que el parque de inmuebles de Teruel es de "alta calidad" y muchos de los pisos son directamente habitables. En el caso de Huesca, la calidad se considera media y donde se pincha es en Zaragoza, donde existe una mayor demanda y el parque inmobiliario de los bancos tiene una

peor calidad.

Las entidades financieras tiene obligación de aportar información sobre los pisos vacíos procedentes de desahucios, que por ley deben remitir cada tres meses. La última aportación de datos corresponde al pasado mes de diciembre, cuando declararon poseer 4.023 inmuebles repartidos por municipios de las tres provincias. Una cuarta parte, 971, se concentran en la capital aragonesa.

Del montante global, la DGA tiene preseleccionados 2.192 inmuebles que por su ubicación podrían servir para atender la elevada de viviendas del programa de alquiler social.Cuatro años en lista de espera

La propia directora general, Mayte Andreu, ya reconoció hace un año al aprobarse el decreto de emergencia social la necesidad de ampliar la bolsa de alquiler ante la elevada demanda existente. Lejos de bajar la presión, la lista de personas que están a la espera de la asignación de un piso sigue creciendo: hay 994 solicitudes aceptadas por la Administración a las que no se les puede dar respuesta y otras 1.524 siguen pedientes de ser valoradas, en una lista de espera previa. Otras 1.524 han sido denegadas y 199 han optado por darse de baja, según los datos oficiales a fecha del pasado jueves.

La aportación de los 127 pisos vacíos de las citadas entidades financieras es clave para dar salida a familias que llevan años esperando una solución. Como reconoció Mayte Andreu, las últimas solicitudes atendidas llevan en lista de espera desde el año 2013. El listado sí está actualizado en las provincias de Huesca y Teruel, donde hay muchas menos solicitudes, pero no en el caso de Zaragoza. "No queremos generar falsas expectativas", añadió.

El problema que tiene la DGA es casar la demanda con la oferta. Hasta 143 pisos se le han llegado a ofrecer a la DGA que no son susceptibles de ocupar por ubicarse en municipios donde no hay personas necesitadas. De las 351 viviendas incluidas en la bolsa de alquiler, 307 están ocupadas y 44 vacantes. De estas, 17 se encuetran en reparación. Además, la DGA también puso a disposición 392 pisos que forman parte de su patrimonio y que en todos los casos están ocupados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión