Despliega el menú
Teruel

La DGA reformará 16 pisos para alquiler social como ejemplo de eficiencia energética

El proyecto costará 1,8 millones de euros y aprovechará antiguas casas de camineros de Teruel y Alcañiz.

El consejero José Luis Soro y la directora general de Vivienda, Mayte Andreu, en un piso a reformar.
La DGA reformará 16 pisos para alquiler social como ejemplo de eficiencia energética
a. g./b.

Diez viviendas de Teruel y seis de Alcañiz destinadas a los antiguos peones camineros pero actualmente desocupadas serán reformadas por el Gobierno aragonés para destinarlas a la bolsa de alquiler social, dedicada a familias en riesgo de exclusión social y con necesidad de alojamiento. El proyecto será innovador al utilizar las últimas técnicas de aislamiento y climatización para alcanzar un ahorro energético del 80% respecto a la construcción convencional.

El proyecto, presentado ayer por el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, tendrá un coste de 1,8 millones de euros, entre Teruel y Alcañiz. Las obras, que serán ejecutadas por la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón, arrancarán en el verano de 2017 con el propósito de que las casas puedan ocuparse un año después.

La primera fase de la remodelación, que será paralela en Teruel y Alcañiz y asciende a 730.000 euros, se centrará en las reformas estructurales de los inmuebles. Su financiación correrá a cargo del Fondo de Inversiones (Fite) de 2016. Quedaría para la segunda etapa de actuación, todavía sin una financiación cerrada, el aislamiento de los edificios para ahorrar energía.

Las reformas estructurales incluyen la instalación de un sistema de calefacción y de un ascensor. Los dos pisos de la planta baja se acondicionarán para eliminar las barreras arquitectónicas. Las superficies de las viviendas oscilan entre 70 y 80 metros cuadrados, con tres y cuatro dormitorios, respectivamente.

Soro explicó que la intervención en Teruel y Alcañiz tiene un carácter "pionero". Anunció que, en función de la demanda, de la disponibilidad de viviendas y de la financiación, se extenderá a otros puntos de Aragón.  Señaló que la DGA cuenta con un parque total de 287 viviendas que están en la misma situación –casas de antiguos camineros que han pasado a ser propiedad del Gobierno aragonés–. Aclaró, no obstante, que en un 40% de los casos los inmuebles están habitados.

La DGA ha elegido Teruel para iniciar el programa por la disponibilidad de un bloque de casas vacío, por la demanda de vivienda de alquiler social existente en la ciudad –con 102 personas en lista de espera– y por la posibilidad de financiación con cargo al Fite. La promoción afecta a un inmueble con 40 años de antigüedad situado en la Carretera de Alcañiz deshabitado desde 2006.

José Luis Soro destacó que con esta línea de trabajo el Ejecutivo da a viviendas vacías una función social y, a la vez, lleva a cabo un proyecto de innovación y desarrollo que permitirá un consumo energético "casi nulo" para los usuarios. Con la ampliación, el parque de alquiler social de la capital pasará de 10 a 22 pisos.

Etiquetas
Comentarios