Despliega el menú
Aragón

Los días de niebla se duplican durante diciembre en casi todo Aragón

Las temperaturas máximas registradas en el último mes del año han sido inferiores a la media.

Niebla en Zaragoza.
Niebla en Zaragoza.
Miguel Marco

La niebla se ha convertido en una constante del día a día de casi todos  los aragoneses en las últimas semanas. Así lo demuestran los datos que se recogen en las estaciones meteorológicas de la Comunidad: las tres provincias han tenido más del doble de días de niebla que la media de los últimos 30 años. De este modo, en el aeropuerto de Zaragoza se han contabilizado 16 jornadas de niebla. “Hay que recordar que para que esté identificado como niebla es necesario que no se vea a menos de un kilómetro de distancia. En el caso de que la visibilidad sea difícil de entre uno a diez kilómetros se considera neblina”, especifican desde la delegación de Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De este modo, durante el mes de diciembre en la capital aragonesa se han registrado 16 días de niebla y 11 de neblina; cuando lo habitual (en el periodo de 1981 hasta 2010) es que haya 7,1. “Si nos vamos diez años más tarde, en la serie de 1971 a 2000 encontramos que las cifras son más altas, llegando a los diez días de media en Zaragoza. Aún así, el episodio vivido estos días está siendo bastante especial, ya que hemos estado casi todo el mes sin ver el sol”, puntualiza Rafael Requena, delegado en Aragón de Aemet.

Según explica, durante los primeros días del anticiclón, la niebla se condensó en la cuenca del Duero, pero pronto fue evolucionando hacia el norte peninsular y ha sido en la zona de Ebro dónde más tiempo ha permanecido. “Realmente, el espacio más afectado de la Comunidad es el sur de la provincia de Huesca, especialmente, Fraga o las localidades del Bajo Cinca”, puntualiza. De hecho, según los datos de la estación del aeropuerto de Huesca, los días de niebla también se han duplicado respecto a los registros habituales. En diciembre ha habido 20 días de niebla, mientras que lo normal es que sean 8,4.

Asimismo, los días de niebla de este diciembre también han superado a los del año pasado cuando se registraron 11 en todo el mes. “En las últimas jornadas del año y las primeras de 2017, lo que ha habido son nieblas engelantes. Esto quiere decir que, debido a que la temperatura se situaba por debajo de cero grados, la niebla se congelaba y daba la sensación de que había nevado”, explican.

En la provincia de Teruel la situación no ha sido muy diferente. De normal, no llega a haber cuatro días de niebla en diciembre, sin embargo, este año se han registrado hasta 13. Una de las zonas de España con menos horas de sol durante este mes ha sido Lérida, que solo ha estado sin niebla durante 31 horas de 285, o lo que es lo mismo, 21 días sin el calor del sol. Unas cifras que no se registraban desde 1942.

La previsión para los próximos días es similar a la registrada durante buena parte de diciembre: “Aunque durante unos días ha habido sol en las horas principales, está previsto que la niebla vuelva en las próximas jornadas, ya que el cierzo abandonará el valle del Ebro. En el resto de la Comunidad, la situación se mantendrá como hasta ahora”.

Menos temperaturas máximas y sin lluvias

La falta de sol ha provocado que los termómetros aragoneses no marcaran unos máximos tan elevados como en años anteriores. Por ejemplo, en Zaragoza las temperaturas máximas de diciembre han estado por debajo de la media durante casi todos los días. Lo habitual es que ronde entre los 10 y 12ºC y este año se ha llegado a picos de solo 5ºC. Lo mismo ha ocurrido en Huesca, donde ha habido días con 0ºC de máxima, mientras que la media suele situarse entre los 8 y 10ºC, una temperatura que solo se ha conseguido rebasar durante tres jornadas en este mes. 

En Teruel la situación ha sido diferente y las temperaturas máximas han estado incluso ligeramente por encima de la media. Por el contrario, las mínimas se han mantenido estables en las tres provincias.

Por su parte, las precipitaciones han seguido sin hacer acto de presencia en el último mes del año. El acumulado desde el comienzo de la temporada de invierno (que Aemet marca en el 1 de diciembre) es la mitad o incluso menos de la mediana registrada entre 1981 y 2010. Esta situación se repite en las tres provincias aragonesas, con especial incidencia en Huesca y con algo menos de efecto en Teruel, donde sí que se registraría justo la mitad de la mediana, mientras que en la provincia oscense sería una cuarta parte.

Etiquetas
Comentarios