Despliega el menú
Aragón

Lambán invita a hacer de 2017 “el año de los grandes pactos políticos”

El presidente aragonés pronuncia su discurso de fin de año en el ITA y aboga por un Aragón más innovador, solidario e influyente.

Discurso de Javier Lambán en el ITA
Discurso de Javier Lambán en el ITA
DGA

El nuevo año siempre viene acompañado de buenos propósitos de prosperidad y concordia. Así, el presidente de Aragón, Javier Lambán, en su discurso de fin de año ha querido subrayar esto deseando que  2017 sea “el año de los grandes pactos políticos”, un anhelo que puede leerse en clave aragonesa o nacional.

Lambán ha querido destacar el  hito establecido con la reciente consecución de un gran pacto por la ciencia.

En el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), centro dedicado a la innovación del tejido empresarial a través de la inteligencia artificial, la robótica o la realidad virtual, ha sido el lugar elegido este año para esta declaración de intenciones del presidente aragonés en la que ha resaltado que "el conocimiento se está convirtiendo en el principal impulsor del crecimiento económico".

A su juicio, competir con empleo de calidad requiere invertir en investigación que junto a la educación es la apuesta más segura para ganar el futuro y que ha permitido recuperar la sintonía con la Universidad, la creadora por excelencia del conocimiento e impulsar centros como el ITA, "donde se construye el Aragón del futuro".

El camino hacia un Aragón más innovador también pasa por seguir la senda en campos como la logística, las energías renovables y el turismo, y avanzar en otros sectores estratégicos como la agroalimentación y la cultura, sobre los que se va a invertir más en investigación aplicada y en la mejora de las comunicaciones ferroviarias como el Canfranc.

 

También ha subrayado la necesidad de combatir la desigualdad, proponiendo ser líderes en solidaridad, argumentando que "más importante aún que crear riqueza, es repartirla con justicia y sin que nadie quede excluido de los beneficios del progreso" y ha incidido en que aún hay más de 80.000 aragoneses parados.

En su opinión se han gastado "demasiadas energías en la larga y absurda campaña electoral en la que hemos estado inmersos durante más de un año".

Por ello, cree que es la hora de luchar todos juntos por el bienestar común, abandonando la lucha por el poder político "porque los ciudadanos -aquejados de angustia, de frustración, de penurias o de todo a la vez- no van a perdonarnos que sigamos distrayéndonos de esa obligación primordial". 

Ha destacado que 2017 será el año de la aplicación de dos leyes fundamentales: la renta social básica y la emergencia social, el impulso de 15 nuevos centros educativos o de la puesta en marcha de nuevos títulos de FP adaptados a las necesidades de las empresas, el inicio de las obras del Hospital de Alcañiz y de la inversión en nueva tecnología sanitaria.

No se ha olvidado del combate contra la lacra de la violencia machista ni de la próxima aprobación de la Ley para la Igualdad de hombres y mujeres.

Solo un día después de haberse visto obligado a prorrogar las cuentas de 2016 al no contar con el respaldo de Podemos, Lambán ha recordado que gracias a los presupuestos de este año que termina, acordados por toda la izquierda parlamentaria, Aragón ha aumentado la inversión en los servicios públicos fundamentales.

En 2017 se celebra el décimo aniversario de la reforma del Estatuto de Autonomía, efeméride que el presidente de Aragón quiere aprovechar para exigir su pleno desarrollo y aragonesizar la política española desde una Comunidad "que quiere ser factor de cohesión nacional y estampar su sello en la economía y en la cultura del país".

Al final de su discurso ha animado a los aragoneses a creerse mejores de lo que se creen porque solo así serán reconocidos por los demás.

Etiquetas
Comentarios