Despliega el menú
Aragón

Podemos solo ofrece ahora una abstención que no desbloquea los presupuestos

Echenique condiciona esta posibilidad a que el PSOE aprueba su plan de empleo en cinco puntos. Lambán dice que lo estudiará "rápido" y el resto de grupos cargan contra lo que creen "ideas felices"

Momento de la sesión plenaria de ayer en el que el presidente Javier Lambán contesta al líder de Podemos Pablo Echenique
Podemos solo ofrece ahora una abstención que no desbloquea los presupuestos
Oliver Duch

Podemos cambió ayer su discurso acerca de los presupuestos para 2017 en Aragón, perono lo suficiente para facilitar su aprobación. El partido presentó un plan de creación de empleo, dividido en 5 puntos y por un montante de 135 millones de euros, que quieren que esté dentro de esas cuentas autonómicas para el año que viene. Pero, aunque se cumpliera esta petición, la formación morada no daría el sí a las cuentas que prepara el Gobierno PSOE-CHA: la inclusión de estas cinco medidas –sobre rehabilitación de vivienda, retorno de talento emigrado, cultura, dependencia y territorio– solo garantizaría su abstención a los presupuestos.

Este ofrecimiento fue muy criticado por todas las fuerzas con representación en la Cámara y fue curiosamente el presidente del Gobierno, Javier Lambán, el más condescendiente con él, a pesar de que no aseguran que el presupuesto sea aprobado. Lambán contestó a Echenique que "todos los Ejecutivos autonómicos han incumplido la fechas de presentación del presupuesto". Sin embargo, declaró que consideraba la oferta de estos cinco puntos "un avance, un paso en la buena dirección" y se comprometió a darles respuesta "en el plazo más breve posible". Además, concluyó su intervención apelando a la responsabilidad de Podemos: "Acordar los presupuestos no es una opción, es una obligación. Además, ustedes firmaron un documento en septiembre con todas las fuerzas de la izquierda para cumplir unos compromisos".

A pesar de que el Gobierno parecía así recoger el guante, Pablo Echenique dio posteriormente una rueda de prensa para concretar su propuesta y denunciar que el presupuesto tenía que haberse presentado ya hace 78 días.

"Hasta ahora hemos visto muchas excusas y se ha culpado a la oposición. Desde nuestro grupo queremos ponerle fin", dijo el diputado de su plan, que el portavoz de Hacienda de la formación morada, Héctor Vicente, considera "riguroso y realista". A pesar de ello, Echenique volvió a reiterar que no dará el sí a los presupuestos que presente el Gobierno PSOE-CHA, aunque incluyan sus demandas, "por lo que ha pasado con las cuentas de este año y el acercamiento a las posiciones que defiende el PP. No somos el único grupo de esta Cámara y esto es hasta donde podemos llegar".

La buena recepción inicial de Lambán a las palabras de Podemos contrastó ayer con el rechazo del resto de fuerzas. La portavoz del PP en las Cortes, Mar Vaquero, consideró que Podemos "tiene mala conciencia de haber apoyado los presupuestos en 2016" y dejó claro que no apoyarán unos presupuestos de Podemos y PSOE, porque tienen sus propias prioridades "ante el fracaso que ha evidenciado el Gobierno socialista y el vacío de ese cuatripartito".

La portavoz de Hacienda del PAR, Elena Allué, abundó en esta idea y opinó que "seguimos asistiendo al espectáculo bochornoso de la izquierda, incapaz de ponerse de acuerdo si no es para repartir sillones". Allué criticó que, con la actual situación, "no solo se paraliza la acción de Gobierno, sino la de miles de familias que lo siguen pasando mal" y afirmó que su partido se ha puesto a disposición del Gobierno para hablar, pero "el problema es que el Gobierno no quiere".

Javier Martínez, de Ciudadanos, se expresó en términos similares, y consideró que lo que plantea Podemos "son ideas felices y de difícil encaje, porque hay que sumar nuevas dotaciones para las leyes que se han aprobado este año", y pidió al Ejecutivo de Lambán "dejar de hablar de presupuestos de izquierda y hacerlo de presupuestos responsables".

Por su parte, Gregorio Briz, de CHA, manifestó que la postura presentada ayer "abre una nueva perspectiva", pero estimó que deberían haberlo hecho antes. "Si el planteamiento era una serie de condiciones, para eso llegamos a un acuerdo el 13 de septiembre entre todos los grupos de izquierda". Y Patricia Luquin, de IU, mantuvo que las cuentas autonómicas deben reflejar las 35 medidas que IU planteó al Gobierno durante el debate de investidura y concluyó que la situación ayer seguía siendo la misma: solo 20 votos afirmativos para los presupuestos.

Etiquetas
Comentarios