Despliega el menú
Aragón

El Servet vuelve a saturarse con hasta 25 camas en el pasillo tras otro pico asistencial

Urgencias atendió el lunes a 433 personas, un centenar más que la media diaria.

A primera hora de la mañana de ayer había 13 pacientes en boxes de Urgencias del Servet.
El Servet vuelve a saturarse con hasta 25 camas en el pasillo tras otro pico asistencial
Heraldo

Otro comienzo de semana complicado en las Urgencias del hospital Miguel Servet de Zaragoza. Hasta 25 pacientes llegaron a acumularse ayer por la mañana en los pasillos del servicio a la espera de poder ser ingresados en planta. Un nuevo pico de atenciones, el lunes pasaron un centenar de personas más de lo habitual y se llegó a las 433, dificultó el trabajo y restringió la posibilidad del hospital para absorber todos los ingresos que se generaron. El lunes tuvieron que trasladarse seis enfermos a los hospitales San Juan de Dios y Militar.

Los problemas en Urgencias este otoño han llegado incluso antes de la epidemia de gripe, cuando las atenciones en ese servicio, sobre todo de gente mayor, se disparan. Normalmente, la saturación se origina tras la incapacidad del hospital de absorber los ingresos que se generan desde este servicio. Fuentes consultadas por este periódico recordaron, además, que durante el mes de noviembre han aumentado significativamente las intervenciones programadas por lo que se reducen significativamente las camas disponibles para los casos que llegan desde Urgencias.

Según algunos trabajadores, a primera hora de la mañana de ayer y tras una noche "desastrosa", se concentraron en los pasillos hasta 25 enfermos y otros 13 ya esperaban en boxes. "Todo ello sin ponernos refuerzos. Hemos tenido que atender a enfermos vitales en el pasillo", lamentaron.

De momento, y tras los problemas generados durante las últimas semanas, la dirección del hospital mantiene abiertas las tres salas de observación de Urgencias (con 67 enfermos), que se utilizan para mantener al paciente, para comprobar su evolución durante unas horas o cuando está pendiente de subir a planta.

Las repetidas saturaciones de Urgencias del Miguel Servet en los últimos meses han puesto en entredicho los planes emprendidos por Sanidad para evitar estas situaciones. No obstante, los responsables sanitarios han recordado que muchas veces es una cuestión de educación sanitaria, ya que un 90% de las personas que acuden a este recurso va "por su voluntad".

En ese sentido, están intentando trasladar un mensaje a la población para que llame al 061 antes de desplazarse a un hospital. "Lo que queremos es que la gente pregunte para intentar evaluar cuál es el punto más correcto de atención y así evitar estas situaciones. La gente tiene que entender que si se apoyase en otros medios podría solucionar de forma menos traumática su problema", aseguró hace unos días el gerente del Miguel Servet, José Manuel Aldámiz.

La saturación de Urgencias es un problema difícil de resolver, ya que aumentan las atenciones (hay entre un 1% y un 2% anuales). Casi 195.000 personas, 70.000 de ellas en el Infantil y en Maternidad, recurrieron en 2015 a este recurso.

Días de más trabajo

El servicio funciona de una manera más regular de lo que parece e, incluso, son casi previsibles los días o los momentos de mayor demanda. En un día normal, la llegada de pacientes aumenta considerablemente a partir de las 11.00, suele descender después de las 13.00 y vuelve a repuntar pasadas las 17.00. Además, después de un fin de semana o un puente festivo es cuando se producen los momentos de más saturación. El incremento de asistencias unido a la falta de camas disponibles para ingresar a pacientes genera un cuello de botella. Es lo que ha pasado estos dos últimos lunes.

De todos los pacientes que acuden a Urgencias, ingresan una media de 48 o 50 al día. Una cifra que se ha mantenido más o menos estable a lo largo de los años y que representa un 13,98% del total de atenciones.

No obstante, la falta de habitaciones libres obliga al Servet a derivar pacientes a diario al Hospital General de la Defensa (Militar) o a San Juan de Dios. Al año, llegan a trasladarse a otros centros unos mil.

Etiquetas
Comentarios