Despliega el menú
Aragón

La asociación Puyalón denuncia daños a un yacimiento medieval en las obras de Mularroya

Aseguran que son "visibles" la planta de los muros con sillarejos arrancados y restos de cerámica y humanos fraccionados.

Las obras de Mularroya
Casi 20 millones invertidos en el embalse de Mularroya después de dos años de obras

La Asociación Puyalón de Cuchas ha denunciado daños a un yacimiento lítico de la época medieval islámica en las obras de construcción del embalse de Mularroya, cuya paralización reclaman ante la "gravedad y continuidad" de las acciones llevadas a cabo contra el patrimonio de la zona.

Esta asociación, en un comunicado, responsabiliza de los daños causados a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) así como a las empresas responsables de los trabajos, Sacyr y Acciona y les culpa de tener como "único interés" el avanzar lo "más rápido posible" en las obras y "cueste lo que cueste".

Puyalón señala que la "poco ortodoxa" técnica de excavación empleada impide una datación "correcta" de las distintas capas arqueológicas y de los restos extraídos, y causa daños a algo que se debería "proteger y estudiar".

Según este grupo, en la zona del yacimiento son "visibles" la planta de los muros con sillarejos arrancados y restos de cerámica y humanos fraccionados, todo esparcido en montones por la zona de ámbito de estudio.

La asociación reclama que las excavaciones se realicen de manera científica y "totalmente respetuosa", y recuerda que el estudio de impacto ambiental de la obra obliga a numerosas cuestiones referidas a la conservación del patrimonio arqueológico.

Expresa su preocupación por el futuro del acueducto de la acequia del Olivar, tras el "triste derribo" de la ermita de los Palacios, la eliminación de oliveras de más de medio millar de años y la destrucción "sistemática" del paisaje y la historia de la comarca de Valdejalón.

Señalan los responsables de esta asociación que la declaración de impacto prevé el traslado del referido acueducto, pero denuncian al tiempo que la Venta de Palacios fue destruida a pesar de que la Dirección General de Patrimonio del Gobierno aragonés ordenó realizar una documentación exhaustiva de este elemento.

Reclaman, ante la "gravedad y continuidad" de actuaciones "irregulares" que atentan contra el patrimonio, la paralización de las obras de Mularroya.

Etiquetas
Comentarios