Despliega el menú
Aragón

¿Por qué tiritamos cuando tenemos frío?

Curiosidades, anécdotas y respuestas asombrosas a preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez.

Cuando hace mucho frío, tiritamos y nos castañetean los dientes.
Cuando hace mucho frío, tiritamos y nos castañetean los dientes.

Los humanos somos seres homeotermos. Esto quiere decir que somos capaces de mantener constante la temperatura de nuestro cuerpo con independencia del calor o el frío del ambiente. La termorregulación es fundamental para la salud -lo ideal es que los órganos internos estén a unos 370 C- ya que cuando nuestro organismo supera los 42 grados o está por debajo de 21 la muerte está casi garantizada.

Para mantener esa temperatura ideal, el cuerpo tiene mecanismos que le permiten refrescarse o generar calor, en función de lo que sea necesario. Esta tarea es tan importante que le dedicamos el 75% de la energía que generamos.

Tiritar es uno de los mecanismos que usa el organismo para calentarse. En realidad, se trata de espasmos musculares involuntarios que, en su movimiento, generan calor. También el castañeteo de los dientes responde a esta función: en este caso, los espasmos se producen en los músculos de la cara, lo que hace que los dientes entrechoquen entre ellos, avisándonos además de que necesitamos abrigarnos y, por qué no, tomar una bebida caliente que nos ayude a luchar contra el frío

Etiquetas
Comentarios